A los que puedan leernos, les digo: “no desesperéis”

Algo similar dijo un falso ‘falso Hitler’, a toda la población en 1940 durante la verdadera Segunda Guerra Mundial, y hoy aquí, en Reservoir Bloggers, lo hacemos nuestro. Sigue leyendo

Cuando el deporte llega más allá (1) ‘Magic & Bird: A Courtship of Rivals’

magicbird_original

People say “Oh, Michael Jordan saved the NBA”. Bullshit! Bullshit… Magic and Larry saved the NBA, they’re who saved the NBA. 

Bryant Gumbel, periodista del canal de la NBC en Los Angeles en los setenta, lo repite hasta cabreado. Su intervención sirve como epílogo de Magic & Bird: a Courtship of Rivals, un documental de la cadena HBO que repasa las carreras de Earvin ‘Magic’ Johnson y Larry Bird, dos de los mejores jugadores que haya dado nunca el baloncesto. En Europa y, por lo que dice Gumbel, puede que también algunos en Estados Unidos, la gente suele asociar el éxito de la NBA a la irrupción de Michael Jordan, cuya dinastía hizo que los espectadores televisivos de la Liga y, por ende, sus ingresos, se multiplicasen. A Courtship of Rivals, no obstante, desmiente esta teoría, o al menos la relativiza, al recordar la importancia que tuvo su rivalidad a la hora de relanzar el negocio. Aquel duelo de genios, toda una guerra al principio, derivó con el tiempo en una de las mejores amistades que ha dado nunca el baloncesto en particular, y el deporte en general.

Sigue leyendo

Nuestras recomendaciones de 2016

lead630-0dada34294263fe249e7a6ede46588e5.jpg

Por fin el 2016, declarado Año Internacional de las Legumbres, ha llegado a su final, dándonos un respiro. Un año, citando a Bola, que ha parecido estar guionizado por Quentin Tarantino. En un día de mierda, añadimos, con resaca, tras perder el metro a casa y pisar una caca de perro al salir. Si nos centramos en lo cinematográfico, 2016 ha sido bastante jugoso, tanto para lo bueno como para lo malo, y no tan aburrido como el año pasado. A continuación, una selección de nuestras preferidas de entre las estrenadas en España a lo largo de todo el año pasado, para empezar con buen pie el 2017. Así puede entrar en la preselección El Renacido, peliculón que seguro que alguien recomienda. ¿No?

Sigue leyendo

Yo, él y Regan

regan-wapa

En peores plazas hemos toreado. | Foto: Warner Bros.

El cine de terror no ha tenido mucho seguimiento en este nuestro gran blog. Pero la culpa siempre es de los demás: por mi parte, tengo motivos sobrados como para no lanzarme con las películas de de miedo. Ahí va mi historia.  Sigue leyendo

Cremades, Rogen, Lewis y los límites fallidos del humor

the-day-the-clown-cried

Eh… Cómo le diría esto, señor Lewis… | Fuente: BBC.co.uk

…hasta mañana a las ocho. Presentados y disculpados, vamos al lío.

Habrán visto a lo largo del tiempo de vida de este nuestro gran blog que, a la hora de elegir una película para tratarla aquí, la comedia suele ser una de las apuestas más concurridas.  Hablamos de películas y series cuyo fin último es hacer reír, pero las conocidas como comedias involuntarias, aquellas producciones en las que la suma de pretensiones de seriedad y desarrollo cutre deriva en resultados risibles, también cuentan con todo nuestro cariño y admiración.

Sigue leyendo

Once, la virtud de la sencillez

p01gzzjd

¿Puede una banda sonora guiar toda una película? Está claro que en los musicales debería ser así, ya que esa es su premisa básica, pero estas películas cuentan una historia y se limitan a cantar lo que sucede. La música no es la protagonista, sino que es una excusa para conectar mejor con el espectador y darle dinamismo a lo que ocurre en la pantalla. En el caso de los biopics sobre músicos famosos –Ray (2004), Walk the Line (2005)- o de grupos enteros –Straight Outta Compton (2015), The Doors (1991)- las canciones suelen ser un pequeño guiño para el fan incondicional o bien un recurso narrativo para situar la historia en un espacio temporal concreto. La música es una mera guía de lo que sucede en la película.

Sigue leyendo

Análisis: La 6ª temporada de ‘Juego de Tronos’, personaje por personaje

jdt portda

Antes de hablar de una serie del calibre de Juego de Tronos cabe señalar que ellos mismos se han marcado el listón tan alto con sus anteriores temporadas, que cualquier crítica que se le haga podría ser solo un insignificante fallo en otras series de menor calidad. A grosso modo, ha sido una muy buena temporada, en la que se dan muchos sucesos, la historia avanza y se aproxima a su final, pero le falta eso que a Juego de Tronos le hace tan especial: esa capacidad par sorprender al espectador de formas que ni siquiera se espera. En esta temporada eso solo ha sucedido con el famoso Hold The Door y la explosión del Septo de Baelor en menor medida. Pero por lo demás, parece que las tramas han evolucionado con el fin de contentar al público: Jon resucita, Arya se reivindica como ella misma y escapa de los Hombres sin Rostro sin consecuencia alguna, Cersei se convierte en Reina de manera risible y Daenerys consigue poner de su lado a los dothraki, los Greyjoy, los Tyrrel y los Martell en un abrir y cerrar de ojos, no sin antes acabar con los esclavistas… Todo demasiado bonito, demasiados finales felices que no pegan en absoluto con la tónica general que hace a Juego de Tronos tan impredecible y, por ello, tan buena serie. Antes estaba sufriendo por la vida de todos los personajes a cada segundo que aparecían en pantalla. Después de ver en esta temporada como los buenos logran salvarse en situaciones realmente jodidas, ya no volveré a seguir viendo los episodios de la misma manera. Sigue leyendo

Teme a ‘El caso Enfield’

fotonoticia_20160617150354_640

Más demonio que monja. Fuente: sensacine

¿Quién dijo que las segundas partes nunca fueron buenas?, hay que puntualizar que ‘El caso Enfield’ no se puede considerar una segunda parte como tal, pero sí que es una historia más del paranormal matrimonio Warren. La primera entrega nos dejó con ganas de más, y la segunda ha cumplido las expectativas.   Sigue leyendo