El legado de Nolan

Con motivo del inminente estreno de Batman V Superman: Dawn of Justice (2016) desde The Reservoir Bloggers queremos analizar la trilogía de Nolan sobre el caballero oscuro y el legado que ésta ha dejado en el mundo del cine.

TDKT_publicity_1_LR16

Christopher Nolan en el set de rodaje de Batman Begins. Foto: The art and making of The Dark Knight Trilogy

Christopher Nolan es un director británico que gracias a Memento (2000) saltó a la fama. Tras dirigir Insomnia (2002), protagonizada por Al Pacino y Robin Williams, los estudios Warner Bros. le concedieron la oportunidad de dirigir películas sobre el hombre murciélago y resucitar su figura, tristemente malograda por las adaptaciones cinematográficas que realizó Joel Schumacher a finales de los 90’. Nolan aceptó el desafío y no solo consiguió devolver a Batman el honor perdido sino que aumentó la fama y la grandeza del héroe hasta límites insospechados. Con sus adaptaciones el director británico consiguió elevar a Batman al Olimpo del cine.

El éxito de estas películas radica en el tono más ‘adulto’ que trata de lograr Nolan. Crea un Batman sólido, atormentado, con sus debilidades y sus miedos, un Batman humano. Pero esto no ocurre solo en el caso del Caballero Oscuro. En la saga se nos muestra el universo del cruzado de la capa alejado de supervillanos y superpoderes. El británico crea un universo humano,  lejos de las cintas de Tim Burton, con una Gotham surrealista llena de extraños vapores verdes, edificios calamitosos goticofuturistas y maquinaria retro y de las películas todavía más surrealistas de Joel Schumacher con villanos de comedía y artilugios esperpénticos. La Gotham de Nolan está sacada de  un híbrido entre Chicago y Nueva York, y el escenario mostrado es una ciudad cosmopolita agitada por el crimen organizado y la corrupción -más de uno puede ver aquí cierto paralelismo con la realidad-. Es  decir, todas las cosas que ocurren en la trilogía en cierto modo podrían ser más qué plausibles en el mundo real. Este asunto hizo a los fans del personaje vivir una nueva experiencia y a otros que ni siquiera sabían de la existencia de este superhéroe subirse al tren de la batmanmanía y conocer más sobre el caballero oscuro

Además del brillante guion, Nolan pudo acumular un grupo de actores de primer nivel para llevar a cabo la misión de reinventar la franquicia. Las actuaciones de Christian Bale como Batman o Heath Ledger como el Joker son alabadas por todo el mundo del cine. También cabe destacar la banda sonora compuesta por Hans Zimmer y James Newton Howard que simplemente le va como anillo al dedo a la trilogía.

La obra de Nolan ha sido inspirada por otros directores como Spielberg o Ridley Scott. Precisamente en una película de este último se inspiró para crear la atmosfera que deseaba en Gotham. Antes de filmar, el director invitó a su equipo de producción a una proyección de Blade Runner. Al terminar la película, el director agregó  que ese era el diseño que deseaba para la ciudad.

Miedo, Caos y Dolor

bolsamania

Christopher Nolan junto a Bane y Batman en el rodaje de The Dark Knight Rises. Foto: The art and making of The Dark Knight Trilogy

La primera película de Nolan sobre el universo Batman fue Batman Begins (2005). Esta película narra los orígenes de Batman, es decir, los motivos que llevan a Bruce Wayne, uno de los hombres más ricos del mundo, a enfundarse un traje de murciélago y combatir el crimen de Gotham. Sus orígenes son cuanto menos sorprendentes. Un joven huérfano desilusionado por la muerte de sus padres y con la única necesidad de hacer justicia en una ciudad corrompida por una gran alianza entre políticos y mafiosos. Gusta, y mucho que el director destaque este tema tan vigente en los tiempos en que vivimos, ya que no hay mucha diferencia entre la ficción y la realidad en ese aspecto.

El tema principal de la película es el miedo. Y el Espantapájaros, interpretado por un genial Cillian Murphy, la figura que lo representa. Y es lo más lógico, siendo Batman un superhéroe que fue creado para atemorizar a los delincuentes y criminales con el miedo y la oscuridad como sus principales armas. Esta película es un estudio del miedo. Un estudio del miedo del propio Bruce, pero también de los habitantes de Gotham.

En The Dark Knight (2008) nos encontramos con un Batman más curtido en el campo de batalla. Han pasado meses desde los incidentes que muestra Batman Begins y todos los mafiosos saben quién es y le temen. Gotham es una ciudad segura donde reina la justicia, gracias a Batman y  Harvey Dent, fiscal del distrito. Pero entonces aparece la figura del Joker, que representa la anarquía en su máximo esplendor y pone patas arriba el orden establecido.

 El magistral e inolvidable papel que desempeña el ya legendario Heath Ledger como Joker, antagonista principal de la película, es lo más destacable de la cinta. Tan intimidante y escalofriante es su presencia en pantalla que hipnotiza y atrapa al público en su laberíntica mente y su esencia del caos. Una actuación simplemente brillante.

Nolan deja de lado la ficción y enfoca la película con la mayor realidad posible. Sorprende que con el poco tiempo que tiene esta cinta haya logrado colarse entre las mejores películas de toda la historia en las páginas y revistas especializadas en cine. No es una película cualquiera, sino un antes y un después en la forma de realizar cine de ficción o adaptaciones de novelas gráficas. Nolan y sus chicos dejaron al mundo boquiabierto y a los fans con lágrimas en los ojos al ver al caballero oscuro codearse con los grandes de la historia del cine.  Un arranque soberbio, un desarrollo trepidante, diálogos y secuencias que quedaron en la memoria de todos, escenas de acción espectaculares y un final que te deja con un nudo en la garganta. Esa es la fórmula que usa ‘The Dark Knight’ para mantenerte pegado al asiento sin parpadear durante más de dos horas y media.

Finalmente llegamos a The Dark Knight Rises (2012), la clausura de esta impresionante saga. Esta película tuvo el handicap de suceder en el tiempo a The Dark Knight. La segunda película de la saga dejó el listón muy alto, pero ‘The Dark Knight Rises’ supo dar un más que digno final a la trilogía.

El reto era complicado. ¿Cómo llevar a Bane y a Catwoman a la gran pantalla sin perder ese realismo impuesto en todos sus films?  El resultado superó con creces este problema y a pesar de ser la más similar a los cómics de las tres, mantiene el tono serio y oscuro que caracteriza las tres cintas.

Bane también tuvo que lidiar con la alargada sombra que dejó el Joker. Pese a que no realizó una actuación tan estelar como la de Heath Ledger, Tom Hardy logra caracterizar a un villano que representa el dolor físico y que consigue llevar a Batman hasta unos límites a los que no había llegado jamás.

Dolor físico y mental en estado puro. Destruir el mundo desde los cimientos para construir otro con una moralidad más que dudosa. Un broche de oro para esta saga de películas que aguanta en lo alto de las listas aunque pase el tiempo.

El resultado de la trilogía es magistral. Seguro que tanto DC Comics como Warner Bros. Entertainment están satisfechos con el resultado de las películas. Ahora es  Zack Snyder el que tiene que superar la sombra que ha dejado el Batman de Nolan y ofrecer un nuevo Batman a la altura de las expectativas actuales.

Batman post Nolan

TDKT_publicity_1_LR9

Christopher Nolan junto al Joker en el set de rodaje de The Dark Knight. Foto: The art and making of The Dark Knight Trilogy

Desde que Nolan realizó la trilogía hemos visto otras adaptaciones del héroe en diferentes formatos. La más exitosa de todas ellas ha sido la serie de videojuegos Arkham, realizada por la compañía británica Rocksteady.

Los videojuegos se inspiran en las ideas vertidas por Nolan en la trilogía cinematográfica, y aunque en la serie de adaptada para videoconsolas aparecen elementos más irracionales o más fieles a los cómics, es incuestionable que muchos elementos están cogidos de las películas del director británico.

Un ejemplo es el diseño del Batmóbil de las consolas que guarda un parecido destacable con el Batmóbil de las películas -mezcla entre un tanque y un Lamborghini Murciélago según el propio Nolan-. El nuevo Joker también bebe del personaje interpretado por Heath Ledger. Esto se nota especialmente en el videojuego Arkham Origins, en el que se muestra una relación entre Batman y el Joker muy similar a la mostrada en The Dark Knight.

Lo mismo ocurre con Bane, que pasa de ser un portento físico descerebrado que toma una droga para aumentar sus capacidades físicas hasta límites insospechados a ser un Bane más real, cruel, ingenioso y sabio, como el personaje que interpreta Tom Hardy en The Dark Knight Rises.

Un dato curioso es que el doblador en español de Batman en los videojuegos es el mismo que lo dobla en las películas. Gracias a la trilogía de Nolan, Claudio Serrano,  un confeso seguidor del cruzado de la capa ha podido ser oficialmente la voz de Batman.

Otro caso que muestra la influencia de Nolan en el universo Batman es la serie de FOX TV Gotham, serie de la que próximamente hablaremos más detalladamente en otro reportaje.

Esta ficción nos muestra de nuevo una Gotham realista, cosmopolita, con grandes rascacielos, tráfico y con gente de a pie con problemas cotidianos sacudida por el crimen organizado y la delincuencia. Y por el Joker. Interpretado por un joven Cameron Monghan que parece la reencarnación de Heath Ledger.

El legado de Nolan está ahí. Seguro que a partir de ahora, todo aquel que quiera adaptar al propio Batman o cualquier otro personaje de cómic, se fijará en el resultado del director británico para ver que este tipo de obras pueden ser trasladadas a la gran pantalla usando un tono más adulto y realista y así alcanzar el éxito.

Anuncios

7 comentarios en “El legado de Nolan

  1. Pingback: ‘Gotham’, igual el superhéroe no era tan importante | The Reservoir Bloggers

  2. Que yo sepa, Bane nunca fue un musculito descerebrado, salvo en la versión con George Clooney como Batman.
    En los comics, es una persona inteligente, tanto que es el único enemigo de Batman que logra descubrir su identidad secreta, y lo hace por deducción, no es que le “quita” la máscara.
    Es cierto que tomaba una droga que lo hacia superfuerte, pero de estúpido, nada.
    Es como decir que dos caras tenia la personalidad del personaje que interpreta Tommy Lee Jones, o todos los villanos de la época de Schumacher. Por dios, que patetico todo eso, desde un traje con pezones hasta la bat-tarjeta de crédito.

    Me gusta

  3. “Lo mismo ocurre con Bane, que pasa de ser un portento físico descerebrado que toma una droga para aumentar sus capacidades físicas hasta límites insospechados a ser un Bane más real, cruel, ingenioso y sabio”

    Bane nunca a sido descerebrado, de hecho el peligro de este villano es que es tan inteligente como fuerte. En la primera saga donde aparece, logra deducir la personalidad secreta de Batman y romperle la espalda al murciélago… Casi nada.

    Me gusta

  4. Buenos días, y gracias por comentar el post.
    Es cierto que Bane es también un genio aparte de ser un portento físico, pero esta faceta del villano aun no había sido mostrada para el gran público (tampoco en la saga de videojuegos Arkham hasta la llegada del Arkham Origins) y eso es lo que menciono en el artículo.
    También es cierto que conforme Bane consume el ‘Veneno’, su cerebro va sufriendo daños irreparables.
    Un saludo!

    Me gusta

  5. Pingback: El impacto de Ridley Scott en el cine de ciencia ficción (Parte II): Blade Runner | The Reservoir Bloggers

  6. Pingback: El reparto de ‘The Reservoir Bloggers’ | The Reservoir Bloggers

  7. Pingback: La magia del cine | The Reservoir Bloggers

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s