‘The Wire’: Nunca una serie de ficción plasmó tan bien la realidad

The Wire - Fuente: niuss.es

The Wire – Fuente: niuss.es

No va a resultar fácil elaborar una crítica sobre una de las series más laureadas de la historia televisión, uno de los buques insignia de la HBO que logró en cinco temporadas y un total de 60 capítulos cautivar a espectadores y a críticos a partes iguales. Pero espero que al menos sirva como aliciente para que los que no la hayáis visto consideréis darle una oportunidad.

En primer lugar he de decir que no esperéis encontrar en The Wire la típica serie policíaca con acción a raudales, detectives apuestos y policías con un sentido de la justicia y la moral intachable. Básicamente porque, a pesar de tratarse de una serie de ficción, The Wire es ante todo una serie realista, con todo lo que esto implica: las investigaciones suelen durar temporadas enteras y en ocasiones no llegan a buen puerto, los detectives tienen sus fallos y se emborrachan a menudo, policías mediocres ascienden por motivos políticos y los buenos policías son oprimidos si se salen un poco del guión y de la cadena de mando, es decir, la mayoría del cuerpo está más preocupado por conseguir un ascenso que por servir a la ciudad.

Pero este realismo no solo se refleja en los agentes de la ley, ya que también se nos muestra cómo se organizan las bandas de narcotráfico con todo lo que ello conlleva: ajustes de cuentas, guerras territoriales por conseguir las mejores esquinas, enrevesadas vías de comunicación para evitar a la policía o qué métodos usan los camellos que trabajan a pie de calle para conseguir vender su producto. Todos estos detalles y todas estas escenas se muestran con tal fidelidad que acabas sintiéndote uno más en las conflictivas calles de Baltimore.

Ya que ha aparecido el nombre, cabe resaltar que la ciudad en la que se ambienta esta serie es Baltimore, localidad del este de Estados Unidos también conocida como “El vertedero de América” con uno de los índices de criminalidad más altos de todo el país. Este es un dato muy importante porque es la ciudad de Baltimore la auténtica protagonista durante toda la serie: Sus calles, sus esquinas, su puerto, sus escuelas y sobretodo su gente: desde el más pobre “yonki” que intenta salir adelante como puede para conseguir un chute, hasta las más altas y corruptas esferas políticas, pasando por supuesto por el cuerpo de policía de Baltimore y  las numerosas bandas de narcotráfico a las que ha de enfrentarse.

En cuanto al reparto, nos encontramos con un elenco de actores bastante desconocidos en su momento, pero que ejercen magistralmente su papel y resultan muy creíbles. Si tuviese que elegir actuaciones individuales me quedaría con Dominic West (The Affair), Idris Elba (Pacific Rim), Aidan Gillen (‘Meñique’ en Juego de tronos) y un sobresaliente Michael K. Williams en su papel como Omar Little. Sin embargo, sería injusto quedarse solo con unos pocos nombres, más bien habría que felicitar al numerosísimo elenco de actores por su gran trabajo.

Omar Little (Michael K. Williams) paseando por las calles de Baltimore

Omar Little (Michael K. Williams) paseando por las calles de Baltimore – Fuente: reddit.com

Es una serie que también exige al espectador la máxima atención en todo momento. Cualquier detalle que aparece en cualquier episodio, aunque parezca que no tenga importancia, puede suponer un factor clave. Como un enorme puzzle en el cual al principio de cada temporada solo encuentras un montón de piezas desperdigadas en medio de la alfombra sin aparente relación entre ellas, pero mientras observas todas las piezas e intentas encontrar similitudes y puntos en común entre ellas, todo empieza a encajar. Y al igual que en la elaboración del puzzle, esto requiere paciencia y calma.

En cuanto a los diálogos, hay que resaltar que los personajes no necesitan de diálogos poéticos y rebuscados para causar impresión en el espectador. Simplemente con la sencillez de las conversaciones cotidianas reflejan su día a día y cómo funciona la ciudad. Además, en The Wire en multitud de ocasiones tienen más importancia los silencios que las palabras.

Por último, cabe destacar dos factores clave que contribuyeron al éxito de esta serie:

  1. David Simon: Él es el creador y productor de la serie y contribuyó en gran medida a dotar las calles de Baltimore de vida y realismo. Antes de sumergirse en el mundo de la pequeña pantalla, David Simon trabajó 20 años como periodista para The Baltimore Sun y se especializó en la sección policial, lo cual explica en cierto modo por qué la serie está tan bien ambientada en lo referente a crímenes, violencia y el departamento policial.
  2. Casting de Baltimore: Para reflejar con mayor fidelidad las calles de Baltimore, se llevó a cabo un casting para que algunos personajes callejeros fuesen representados por habitantes de la propia ciudad que nunca se habían puesto frente a una cámara. Un método poco habitual que sin embargo produjo buenos resultados.

En definitiva, The Wire se ha ganado su asiento en el Olimpo de las series con creces. Sobretodo por no limitarse a ser una serie policíaca más, sino por conseguir abarcar muchos más ámbitos, todos ellos retratados de manera magistral temporada a temporada, sin decaer en ningún momento.

P. D.:  Si estáis planteándoos concederle una oportunidad a la serie, debo advertiros de que los principios de temporada pueden resultaros algo más densos y difíciles de seguir debido a la presentación de nuevos personajes y tramas. Pero todo ello tiene una recompensa al ver cómo los cabos sueltos acaban uniéndose conforme avanzan las temporadas y cómo personajes que parecen tener un papel insignificante pueden ser cruciales para el desarrollo de la historia.

Anuncios

3 comentarios en “‘The Wire’: Nunca una serie de ficción plasmó tan bien la realidad

  1. Es una gran serie. He de reconocer que a mí me engancho ya con el primer dialogo. Es sin duda mi serie favorita,pase meses después sin poder ver ninguna otra debido en parte al realismo con el que retrata los personajes y esa ficción que durante meses hacia que todo lo que intentara ver me resultara”cartón -piedra”.

    Creo que mi temporada favorita es la segunda.

    Saludos. Fantástico blog.

    Me gusta

    • Muchas gracias. Yo si tuviese que quedarme con alguna temporada sería la tercera. La segunda estuvo bien con los Sobotka, pero me costó un poco entrar en materia.
      Saludos

      Me gusta

  2. Pingback: El reparto de ‘The Reservoir Bloggers’ | The Reservoir Bloggers

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s