Aunque la fuerza te llame, hay que intentar rebajar las expectativas

Póster Oficial de 'Star Wars: El despertar de la fuerza' - Fuente: blogdecine.com

Póster Oficial de ‘Star Wars: El despertar de la fuerza’ – Fuente: blogdecine.com

Esta semana la película Star Wars: El despertar de la fuerza es noticia, ya que por fin se han publicado elementos como el trailer y el póster oficial de la séptima película de la famosa saga, la cual se estrenará en cines en diciembre. He de decir que me declaro un absoluto e irracional fan de la saga de George Lucas. Y no me refiero solo a la trilogía original, sino también a la trilogía que actúa a modo de precuela. Qué le vamos a hacer, igual que algunas escenas de la saga original pueden permanecer para siempre en la retina de los que la viesen por primera vez en su juventud, yo recuerdo con nostalgia escenas como la del pequeño Anakin ganando la carrera de vainas, la pelea de Qui-Gon y Obi-Wan con Darth Maul, el momento en el que Anakin se une al lado oscuro o la pelea final entre aprendiz y el maestro. Una cuestión generacional, supongo.

Combate a tres bandas en 'La Amenaza Fantasma' - Fuente: starwars.wikia.com

Combate a tres bandas en ‘La Amenaza Fantasma’ – Fuente: starwars.wikia.com

Os podéis imaginar mi ilusión cuando anunciaron que se iba a realizar una nueva trilogía que siguiese linealmente la historia de las dos anteriores. Lo primero que hice fue recopilar algo de información acerca de las bases sobre las que se iba a asentar esta séptima entrega. Poco a poco, fueron desvelándose más detalles y ya iba consolidándose un pensamiento en mi cabeza: “No te crees demasiadas ilusiones. Ya no eres un niño ingenuo y fácilmente impresionable. Mejor rebajarte las expectativas que ir al cine con la ilusión por las nubes y luego llevarte un enorme fiasco”.

Esta idea se confirmaba después de ver cómo otra saga a la que guardo especial cariño (Jurassic Park) conseguía hacer caja con una vacía secuela como ha sido Jurassic World, la cual intentaba compensar la falta de guión con efectos especiales a mansalva. Temo que Star Wars también caiga en la misma práctica y llenen cada fotograma de efectos especiales que finalmente terminen siendo cargantes, cosa de la que ya se acusó a la segunda trilogía.

Los nuevos protagonistas son también un gran interrogante. Aunque no los considero culpables de esto, de esta saga han surgido personajes muy carismáticos, para bien (Darth Vader, Yoda) o para mal (Jar Jar Binks), por lo que los nuevos están prácticamente obligados también a dejar huella en el espectador si quieren cumplir las expectativas marcadas por las anteriores entregas.

Aunque estas dudas podrían tildarse de insignificantes en comparación con el factor que más incertidumbre causa entre los aficionados a estos films intergalácticos: La compra por parte de Disney de Lucasfilm. Esto significa que la nueva trilogía de Star Wars no vendrá de la mano de George Lucas. El creador y director de las anteriores trilogías de la saga en teoría se ha ceñido al papel de consultor, aunque el 22 de enero declaró: “Les vendí mis ideas para el Episodio VII, pero decidieron que en realidad no querían hacer eso, así que lo hicieron a su manera”. Lo cual ejemplifica que el mando pasa completamente a manos de la compañía fundada por Walt Disney.

Es difícil imaginar una entrega de Star Wars sin George Lucas al frente. Esto puede suponer un importante cambio de rumbo en la manera de enfocar las películas. Todos conocemos a la compañía Disney, y algunos espectadores, como yo, temen que edulcore demasiado el guión o que no sepan ahondar más en el argumento y se queden en una plana confrontación “Bien vs. Mal”.

Desde luego, existen motivos de sobra para dudar de la calidad de Star Wars: Episodio VII y por eso preferiría permanecer alejado de todo el  hype’ que genere y mantenerme en mi postura racional y neutra…

Pero entonces el trailer oficial sale a la luz:

(Os invito a echarle un ojo)

En él vuelvo a contemplar al Halcón Milenario surcar el espacio, la máscara destruida de Darth Vader, a R2D2, soldados imperiales y luchas de espadas láser. Pero sobretodo, vuelvo a escuchar la mágica banda sonora de John Williams que hace que se me erice el vello y acabe el visionado con los ojos vidriosos de la emoción.

Para que me voy a engañar, siempre me será imposible rebajar las expectativas ante una saga con la que he disfrutado tanto. Por mucho que intente buscar todas las excusas posibles, sé que cuando entre a la sala de cine el próximo mes de diciembre lo haré de nuevo con la ilusión de cuando era un niño y con las expectativas por las nubes.

Anuncios

Un comentario en “Aunque la fuerza te llame, hay que intentar rebajar las expectativas

  1. Pingback: El impacto de Ridley Scott en el cine de ciencia ficción (Parte I): Alien, el octavo pasajero | The Reservoir Bloggers

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s