“La fiebre del oro” en “el siglo de las pocas luces”

reboot 2

En el año 1848 d.B. – después de Brian-  se descubrieron en un aserradero  del pequeño pueblo de Coloma (California) varias pepitas de oro. La noticia del asombroso hallazgo se propagó a lo largo de los dominios del Tio Sam y alrededores a una velocidad de infarto, pronto,  miles de personas emprendían un viaje de ida, sin expectativas de vuelta, al estado más famoso de la costa Oeste en busca del preciado metal. Este fenómeno social se conoce comúnmente como “La fiebre del oro”  (que podría ser perfectamente una cruel metáfora del actual estado de “Los Ángeles Lakers”),  ya que se estima que California recibió casi 300.000  inmigrantes, provenientes tanto de otras regiones de Estados Unidos como de otros países,  entre los años 1848 y 1855 d.B.  Pues bien,  a lo largo del siglo XXI – al que a partir de ahora denominaremos “El siglo de las pocas luces” –  se ha producido un renacimiento, aunque con pequeños matices,  del fenómeno social acaecido en el siglo XIX.  Digo “pequeños matices”  porque el destino de estos fervientes inmigrantes ya no es Coloma, no, es Hollywood.  Y es que este nuevo “éxodo dorado” está protagonizado por guionistas mediocres y codiciosos productores que buscan su particular pepita de oro en el estado del que fuera gobernador Arnold Schwarzenegger.  ¿Que por qué digo esto? ¿Os suenan los términos reboot  y secuela innecesaria?

  • Reboot:  Reinicio o relanzamiento de una historia conservando los elementos más importantes de esta, pero con ideas nuevas o reinterpretadas.  Es decir, una historia distinta o muy parecida partiendo de la misma base
  • Secuela innecesaria: Continuación que insulta la memoria de las obras que la han precedido con el único objetivo de ganar dinero

Durante “El siglo de las pocas luces”, Hollywood se ha visto asediado, con demasiada asiduidad, por reboots  y secuelas de películas que antaño fueron un éxito en taquilla, o al menos tenían potencial para serlo. ¿Que por qué digo que California está sufriendo un reboot (y nunca mejor dicho) de “La fiebre del Oro? Porque el  principal distribuidor de producciones cinematográficas del mundo  – sin contar con la Ciudad de la Luz de Alicante (ironia) – está padeciendo una crisis imaginativa sin precedentes,  y al margen de aportar un soplo de aire fresco a la cartelera con ideas nuevas e innovadoras, los principales “creativos” hollywoodienses, por llamarlos de alguna forma, han optado por llenarse los bolsillos a base de producciones insulsas que no aportan nada y que no hacen más que manchar el nombre que se habían labrado sus predecesoras en el panorama artístico.

Hay quien pueda pensar que soy un exagerado, y puede que sea cierto, pero no hay más que repasar la inacabable e insufrible lista de reboots que han tenido lugar en los últimos años: Juez Dred, Godzilla, Robocop, Viernes 13, Pesadilla en Elm Street, El planeta de los simios, Karate Kid, Star Trek…  Algunos de estos filmes son aceptables y la verdad es que hasta me plantearía verlos una segunda vez,  cómo Jurassic World (que al menos me dio la oportunidad de visualizar el parque que tanto había imaginado en mi mente), en cambio otras películas como Maléfica o Pan, han supuesto una dolorosa bofetada a mi infancia ¿Cómo van a ser el capitán Garfio o Maléfica los buenos de la historia? Y lo peor de todo, por si fuera poco, es la lista de los próximos reboots que Hollywood tiene planeado dar a luz: Los Gremlins, Los Goonies, Power Rangers, Cazafantasmas  Polstergeist, La liga de los hombres extraordinarios, EL cuervo o Ace Ventura entre otros.  Un caso especial dentro del ámbito que nos ocupa son los filmes de superhéroes, dado que en los últimos años se han reiniciado franquicias enteras como Spiderman (que ya ha renacido dos veces en 12 años), Superman, los 4 fantásticos o Batman.

photovisi-download (1)

Me niego a creer el hecho de que no queden cabezas pensantes en el mundo del cine, mentes hambrientas de inspiración que esperan con ansiedad el sonido de sus cuerdas vocales exclamando la palabra “Eureka” porque han tenido una brillante idea para una peli, y sobretodo, me niego a pensar que esas cabezas únicamente piensen en los beneficios y no en el arte. ¿Pero cómo no pensar esto? Si a la inagotable lista de reboots ya mencionados se suman un largo número de secuelas que cuentan únicamente con el símbolo del dólar impreso en cada una de las páginas del guion.  Secuelas cómo: “La jungla de cristal 5”, en la que vemos a un John McClane que debería ponerse las gafas de lejos para disparar porque ya no tiene edad;  “Indiana Jones 4” (próximamente habrá una quinta), en la que podemos ver a un “Indi” que debía haberse retirado del juego hace mucho tiempo y vivir de las rentas de sus libros; Rocky Balboa, que es la sexta película de una saga que debía haber acabado cuando el boxeador italoamericano tumba al gigante ruso “Ivan Drago”  en la cuarta entrega, y no continuar con la agonía de ver a un Rocky de 60 años batallar de tú a tú contra el campeón del mundo de los pesos pesados; o todas las de Piratas del Caribe exceptuando la primera, ya que “La  Perla Negra” debía haber finalizado su periplo por los mares de la gran pantalla tras la exitosa película del año 2003.  Eso sí, todos estos deplorables largometrajes han supuesto un filón de ingresos para Hollywood por lo que se están preparando secuelas de películas harto olvidadas en el tiempo como “Independence Day “ (sin Will Smith) o películas más recientes como “Fast And Furious”.  Pero aún peor que todo lo mencionado anteriormente han sido las adaptaciones americanas de obras extranjeras tales como la coreana “Old Boy” (peliculón mayúsculo) o la saga sueca Millenium, esto se debe a que alguna “cabeza pensante” decidió que era buena idea destrozar estas obras maestras e ingresar cantidades ingentes de dinero aprovechándose del buen cartel que tenían las obras originales para la crítica de todo el mundo. Buitres cinematográficos.

9474_3_large (1)

Son pocos los “rebeldes” que se atreven a lanzar historias nuevas con un trabajado guion, uno de mis “rebeldes” preferidos es Cristopher Nolan, ya que el cineasta  suele inundar la gran pantalla con enrevesadas y originales narraciones que hacen que al espectador se la caiga la baba ante la novedad y la frescura del argumento, y aun así el mismo Nolan ha dirigido el que probablemente sea el mejor reboot de la historia: la trilogía de Batman.  Otro de los directores por los que siento predilección es Quentin Tarantino, ya que aunque algunos dicen que sus obras son muy similares entre sí y planas (cosa que no comparto), su filmografía rebosa originalidad y una manera de desarrollar los argumentos diferente. Esto también se puede aplicar a míticos del cine como Scorsese, que con cada obra logra  volver a sorprendernos por su versatilidad y diversidad, puesto que es capaz de dirigir desde una película de mafias como “Uno de los nuestros” o “Casino”, hasta una paranoia mental como “Shutter Island”, pasando por una excentricidad como “El lobo de Wall Street”.  Pero cómo ya he dicho, en la actualidad, estos especímenes escasean en Hollywood.  tarantino trallala

Es por todo esto que denomino al siglo XXI como el de “Las pocas luces” (cinematográficamente hablando), porque son muy pocos aquellos que todavía enfocan la actividad de su materia gris en la creación y no en la reedición, muy pocos los que se atreven a pensar. Mi recomendación, únicamente como un voraz aficionado del séptimo arte y no como un experto guionista, es que los “creativos” de Hollywood empiecen una dieta rica en potasio que es bueno para la actividad cerebral y que se deshagan de sus ” retrovisores artísticos”, que comiencen a mirar hacia delante y dejen de hacerlo hacia atrás.

Anuncios

Un comentario en ““La fiebre del oro” en “el siglo de las pocas luces”

  1. Pingback: Cuando el refrito sabe a mierda | The Reservoir Bloggers

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s