Homenajes cinéfilos en amarillo

simpson-cine-palomitas

En The Reservoir Bloggers nos caracterizamos por tener unos gustos, como bien podrán comprobar en los podcast, que difieren muchísimo de uno a otro miembro. Sin embargo, cuando hablamos de Los Simpson todos coincidimos en que se la chuparíamos bien a gusto a Matt Groening (al menos durante las once o doce primeras temporadas). Y cuando a los geniales productores de la célebre serie de la Fox les da por homenajear, o parodiar, a algunas de nuestras películas preferidas, este apego se convierte en adoración divina. En las casi treinta temporadas que lleva la serie en antena les ha dado tiempo a hacer, literalmente, miles de guiños a otras series y películas, bien con chistes o mediante episodios enteros. El próximo, Barthood, un episodio en el que Bart y Homer parodiarán en la ciudad de Springfield la película revelación de los últimos Oscar, Boyhood.

De entre este enorme montón de homenajes, hemos hecho un esfuerzo e intentado escoger, cada uno, nuestro preferido. El resultado, aquí abajo.

Mary Poppins vs. Shary Bobbins: “Adiós Superman” por Jorge Gil

Sharry-1024x575

A la familia más famosa de Springfield, a Matt Greoning y a la 20th Century Fox les encanta reírse de Disney. Por eso, en el capítulo 13 de la temporada 8 vuelven a burlar los derechos de autor de una de sus películas con la aparición de Shary Bobbins. Como ella misma dice: “Soy una creación original como Rickie Rouse o el Pato Monald”. Todo el capítulo trata sobre la parodia de la película rozando el umbral del copyright. Escena tras escena, los creadores de ‘The Simpsons’ humorizan la versión de Robert Stevenson de 1964; desde la canción ‘Con un poco de azúcar’ llevada a la versión de la vagancia y las chapuzas, hasta el corte de una de las palabras – que les dices a tus amigos que repitan cuando van borrachos – electrocutando al Señor Burns a mitad del ‘supercalifragilisticoespialidoso’ con un rayo. Y culminar con una crítica a la saturación de canciones en las películas de Walt Disney Company con una simple frase: “Llevo todo el día cantando, no soy una gramola”.

Pero en este capítulo, los personajes amarillos no solo ‘homenajean’ a Mary Poppins. En el episodio de Rasca y Pica habitual, Matt Greoning y compañía realizan un tributo a ‘nuestra película’ – a Quentin Tarantino y a Reservoir Dogs – con su versión Reservoir Cats, (aparición del director incluida) que en este caso parece ser que sí compraron los derechos.

Para finalizar, utilizaré la canción ‘La niñera perfecta’ para resumir lo que suponen Los Simpson para muchos de nosotros:

Sin título

‘Alfred Hitchcock creó a Seymour Skinner’, por Lucas Calabria

Puede que muchos estéis pensando en esta escena si digo que vengo a hablar del homenaje de Los Simpsons a Psicosis (1960). Pero no, lo que quiero comentar hoy no es un suceso en concreto, sino más bien, algo que está dentro de la serie, especialmente en las primeras temporadas. Estoy hablando del personaje de Seymour Skinner y todo su entorno. La referencia más clara que nos ofrece Matt Groening del parecido entre Skinner y Norman Bates, protagonista de la obra de Hitchcock, se puede evidenciar con este vídeo, pero hay muchas más que no se encuentran en un capítulo en concreto.

Se trata de un cuarentón que aún convive con su madre, Agnes Skinner. Tienen una relación casi enfermiza, y Seymour muestra más de una vez una desmedida dependencia suya a la hora de tomar decisiones. La forma que tiene Skinner de llamar ‘madre’ a Agnes también recuerda al ‘madre’ de Norman cuando habla con la señora Bates. No solo eso, discuten muchas veces de forma acalorada, tal y como lo hacía Norman Bates con su otra personalidad en Psicosis. Por último, habitan en una casa vieja, casi tétrica en más de una ocasión, y decorada y organizada de una forma muy similar a la que nos muestra la película, sobre todo en los primeros capítulos, donde las referencias eran aún mayores.

"Madre, el traje de marinero ya no me cabe". Fuente: Taringa.

“Madre, el traje de marinero ya no me cabe”. Fuente: Taringa.

Para no tener que depender del personaje creado por Hitchcock, decidieron que con el paso de los episodios se suavizaría la comparación, pero la inspiración inicial en la construcción del personaje, sobre todo fuera de la escuela, era evidente.

Supongo que los lectores tendréis en mente otras muchísimas escenas míticas sacadas de películas o series, pero si he decidido escoger esta porque es el personaje de Skinner me parece uno de los mejores que ha creado Matt Groening, y con el paso de las temporadas solo ha ido a más (hablo de las once primeras, el resto es prescindible). Y como curiosidad os contaré que yo he llamado siempre ‘padre’ y ‘madre’ a mis padres por él, nada de ‘papá’ y ‘mamá’.

PD: Alguno se puede haber fijado que he puesto en cursiva Psicosis pero no Los Simpsons. Si el Oxford English Dictionary ha incluido el d’oh de Homer como palabra, yo me puedo permitir el lujo de considerar a la mejor serie de todos tiempos como parte de nuestro propio idioma.

Muffin Blue Persuasion, por Tono Gil

Para este fragmento he decidido no escoger ningún guiño de los muchísimos existentes en los capítulos de Los Simpsons. En gran parte, porque para este tipo de cosas no soy muy avispado y no he sido capaz de reconocer en la mayoría de ocasiones la película a la que se está homenajeando con cierta escena, solo las más obvias. Por lo tanto, no he podido resistirme a decantarme, más que por un guiño, por todo un tributo a pecho descubierto de una de las series más loadas de la actualidad. Y es que cualquier fan de Breaking Bad apreciará esta cabecera versionada con algunos de los elementos más representativos de la obra de Vince Gilligan.

Comenzando ya con el título inicial de Los Simpsons representado con la tabla periódica, nos sumergimos en un mundo paralelo a ritmo de la genial “Crystal Blue Persuasion”, la cual suena  en el capítulo 5×08 de Breaking Bad. Homer, representando el papel de Heisenberg, se asegura de que todo el trapicheo salga adelante. La metanfetamina ha sido sustituida esta vez por magdalenas de un color azul que les da el distintivo sello de calidad de Walter White, tampoco era cuestión de vender a los chiquillos drogas sintéticas en la calle a plena luz del día. Y de este modo se embolsan una buena cantidad de dólares por un trabajo bien hecho. Esta es la escena en la que nuestros amarillos amigos se han basado para recrear Breaking Bad:

Al inicio de mi apartado hablaba de lo malo que soy para reconocer esos guiños cinematográficos en Los Simpsons. Pues bien, quisiera acabar haciendo una distinción entre los sutiles guiños que se hacía anteriormente, de los cuales solo puedes percatarte comparándolos con la película original o que eran solo un elemento que se utilizaba para apoyar la trama del episodio y las burdas copias que podemos observar en las últimas temporadas, que más que guiños habría que calificarlos de material de relleno utilizado para suplir la falta de creatividad de los guionistas actuales. Los Simpsons, por desgracia, ya no son ni la sombra de lo que fueron, así que desde aquí ruego a los productores que confirmen los rumores y pongan el broche a la serie en su temporada número 30.

Los Simpsons y El Padrino, por Éric Úbeda

070828104924_66

El Padrino es una de las mejores sagas de la historia. Al menos, así lo ven la mayoría de medios especializados, que sitúan a la primera y la segunda entrega en lo alto de los Tops de mejores películas jamás creadas y a la tercera película tan solo un peldaño más abajo.

Por lo tanto, siempre que algo utiliza a la mafia como eje central de su historia, es de recibo que copie u homenajee algunos elementos mostrados en El Padrino. Los Simpsons, probablemente la mejor obra de ficción de los últimos 30 años, no se ha querido quedar atrás y muchos son los guiños de la serie de la familia amarilla a la saga adaptada al cine por los Coppola.

En primer lugar, Fat Tony, mafioso por antonomasia de Springdfield está doblado en su versión original por Joe Mantegna, mafioso de El Padrino III que interpretó el papel de Joey Zasa, personaje en el que se inspira Tony. El hijo del gran Tony también está inspirado en otro famoso personaje de esta gran saga. En esta ocasión Michael D’amico es el vivo reflejo de Michael Corleone (Al Pacino) en Springfield, tal y como muestra esta escena que intenta homenajear el final de la primera película de El Padrino. “Nunca más vuelvas a preguntarme por mis negocios.”

¿Y cómo no van a imitar al mejor mafioso que ha habido nunca en el cine? El gran Vito Corleone se lleva la palma de imitaciones. En primer lugar Homer imita a Vito Corleone en la famosa escena por el mercado. Posteriormente, es Moe el que se encarga de meterse una naranja en la boca para hacer carantoñas a Maggie, algo que hace el propio Vito con su  nieto.

También os vendrán a la mente otros homenajes como la famosa escena de la cabeza de caballo en la cama o el tiroteo a bocajarro a Sonny Corleone a manos de la familia Barzini. Esta escena es homenajeada en dos ocasiones. En primer lugar, es parodiada por Nelson y compañía cuando acribillan a Bart a bolazos de nieve por culpa de Homer y el Sr. Quitanieves. En segundo lugar, y ya como forma de homenaje, volvemos a presenciar esta escena cuando Brandine huye con James Caan (actor que interpreta a Sonny en la película) y abandona a Cletus. Este y su banda de matones se toman su propia venganza de una forma idéntica a la que ocurre en la cinta.

godfather

 

Descojonarse del mejor terror, por Adrian Gisbert

homer

Los especiales de Halloween de Los Simpson son siempre uno de mis momentos más esperados del año. De un tiempo a esta parte los episodios de la Noche de Brujas suelen levantar un poco el listón respecto al resto del año, durante el que la serie hace tiempo que da evidentes signos de agonía. Pero si hay que destacar alguno, debemos remontarnos años atrás. El episodio de La casa-árbol del terror V ha sido considerado, por méritos propios, como uno de los mejores de la serie, y se sitúa, nada más y nada menos, que en el puesto 140 del Top de las mejores películas de la historia del cine que ofrece esa gran comunidad cinéfila que es Filmaffinity. Por delante de otras grandes obras como Reservoir Dogs -auch-, que marcha la número 157, o Blade Runner -lo siento, Señor Naranja-, en la posición 143. Casi nada.

En concreto, la primera de las tres historias es un homenaje a El Resplandor, la célebre adaptación que Kubrick hizo de la novela de Stephen King -quien, como curiosidad, ha declarado en varias ocasiones que detesta esta película-. Según el Top del que hablaba antes, la parodia supera esta vez a la obra original. No sé si llega a tal punto, pero lo cierto es que son 9 minutos geniales.

No caben aquí todos los chistes, ya que desde el principio es un festival-Homer, recuerdas si cerraste con llave la puerta de casa? D’oh!-, con constantes faltas de respeto a la película original –Qué extraño, la sangre suele bajarse en la segunda planta-. Aunque sería injusto no hacer referencia a, probablemente, una de las frases más famosas en los casi 30 años de historia de Los Simpson, la excepción que confirma la regla de que siempre es mejor ver series en versión original, y la rima que ha quedado grabada en la memoria de todo niño que haya sintonizado alguna vez Antena 3: Sin tele ni cerveza, Homer pierde la cabeza.

 Que rabia que no sean eternos, por Sergi Descalzo

homerrabiso.jpg

Tengo miedo, no sé si en las próximas 300 palabras voy a poder estar a la altura de la serie. De hecho, mientras escribo estas líneas estoy rezando a Marcelo, el ángel de la guarda del ministro Fernández Díaz para que me ayude a no hacer el ridículo, para poder hacer justicia a ‘Los Simpson’.

Uno de los momentos que más me ha hecho reír de la serie pertenece al capítulo 18 de la 13ª temporada. En él, Bart crea una webserie de dibujos animados llamada ‘Papá Rabioso’ que es una sátira de las continuas y divertidas explosiones de rabia de su padre, Homer. Este se entera y decide controlar sus ataques para no seguir dando motivos a su hijo para proseguir con la serie. Bart, consigue sacar de quicio a su padre mediante una elaborada trampa. El padre de la familia Simpson termina cayendo a una piscina rellena de pintura verde y sale de ella transformado en rabioso gordo verde, algo así como la versión obesa y calva de Hulk. Hasta aquí todo correcto, a mí me encantó esta parodia del gigante verde de Marvel. Yo era un crío, La masa me flipaba y Homer era mi ídolo. Una combinación perfecta. Pero el bueno de Matt Groening tenía preprado algo mucho mejor, algo que marcó de veras. Como ya saben, Stan Lee – creador de la marca de superhéroes más famosa del mundo, junto a DC – siempre hace cameos en sus películas, pues ‘Los Simpson’ no iban a ser menos. En este capítulo vemos como el señor Lee se instala a vivir en la tienda del director de cómics y aconseja a Bart sobre cómo crear un personaje de cómic. Más tarde, durante el estallido asesino de un Homer verde que destruye cuanto se interpone en su paso – o al menos lo intenta -, Stan Lee contempla desde la puerta de ‘La mazmorra del androide’ todo lo que ocurre en las calles de Springfield. Y tras observar con atención a Homer grita con indignación: ‘<<Tú no eres Hulk, yo soy Hulk>>. Y musitar estas palabras procede a desgarrar su camiseta con furiosa cólera. Poesía para mis ojos.  Tras esto dice:  <<Una vez me salió>> y se retira indignado al interior de la tienda de cómics. Mejor pongo el link, porque es digno de ver. Arte.

Con perdón, nunca me he descojonado tanto viendo una capítulo de mi amada serie. Fíjense hasta qué punto me marcó la escena que una vez, en el instituto, fui expulsado de clase por imitar esta escena. La profesora me echó de clase, pero entre risas. Al finalizar la clase vino a hablar conmigo y me dijo intentando esconder una sonrisa: << ¿Estas bobo? Por muy bueno que sea Homer y por mucha gracia que me haya hecho te tengo que tirar de clase. Yo lo comprendí, y aún avergonzado, no pude evitar esbozar una sornisa. No era para menos, puesto que  hasta ella sabía lo que estaba interpretando, así de buenos son ‘Los Simpson’.

Quería homenajear a la parodia de la longeva serie de Fox que más me ha hecho reír. Siento cierta empatía con Homer, a veces me cuesta controlar la rabia que me da pensar que esta serie tendrá un fin. Está idea me hace hervir la sangre. ¿Por qué se tienen que cambiar ‘Los Simpson’? ¿Por qué no le podemos ofrecer al Dios de la tele ‘Velvet’, ‘El príncipe’, ‘Allí Abajo’, y todas las demás series mediocres del mundo a cambio de la vida eterna para las gentes de Springfield?. Me da mucha rabia.  Probablemente no haya estado a la altura, pero no es algo que me quite el sueño. El listón está demasiado alto y sé que es inalcanzable, es la mejor serie de la historia.

Anuncios

Un comentario en “Homenajes cinéfilos en amarillo

  1. Pingback: Nada dura para siempre | The Reservoir Bloggers

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s