Las dos caras de ‘Mr. Robot’

mr robot

Hoy en The Reservoir Bloggers os traemos una doble crítica de una de las series más aclamadas de este 2015: Mr. Robot. Con dos puntos de vista muy opuestos sobre la calidad de esta producción.

Os dejamos primero una sinopsis extraída de ‘Sensacine’, para que entréis en materia: Mr. Robot se centra en un joven programador, Elliot, que sufre de un trastorno antisocial debilitante y decide que sólo puede conectar con la gente a través de la piratería. Él maneja sus habilidades como un arma para proteger a las personas que le importan, trabajando como ingeniero de seguridad cibernética de día y como hacker de noche. Esta situación pondrá a Elliot en la disyuntiva de elegir entre una firma de seguridad cibernética para la que trabaja o apoyar a las organizaciones de los bajos fondos que le quieren reclutar para derribar la América corporativa.

Mr.Robot, el nacimiento de la próxima gran dinastía.  Por Sergi Descalzo

mrrooooboy

Tono, uno de mis colegas de blog, y yo hemos decidido escribir una crítica a medias sobre ‘Mr.Robot’,  la serie emitida por la cadena USA Network que se ha convertido en una de las sensaciones del año 2015. Ambos acordamos una extensión de unas 800 palabras para la parte correspondiente de cada uno, pues bien, me sobran 799. Podría decir que es increíble y rellenar el resto del artículo con un ‘Joróbate Flanders’ recurrente porque sinceramente no hace falta decir más, simplemente es genial. Desde Breaking Bad y Juego de Tronos no me había impactado tanto la primera temporada de una serie, y creedme he visto muchas. Tras el fin de la primera y el parón entre temporadas de la segunda, quedé huérfano e intenté encontrar una  serie que llenara el vacío que habían dejado estas y que se erigiera como mi nueva ‘serie de cabecera’. Tras varios intentos fallidos con series como Banshee, Arrow o la segunda temporada de True Detective seguía perdido en el limbo ‘seriéfilo’ – algo bastante jodido para un adicto como yo, ríete del síndrome de abstinencia de Ewan McGregor en Trainspotting- hasta que llegó Mr.Robot.

Ciertamente la sinopsis no me llamó la atención, por lo que empecé a verla bastante dubitativo. Pues bien, mis dudas se disiparon por completo tras ver la primera escena de la serie. Sublime. Desde el primer minuto de metraje Elliot me cautivó. Su mirada perdida, su cercanía al precipicio de la locura y por encima de todo, sus ideales revolucionarios. Esta fascinación no hizo más que aumentar durante todo el piloto y se convirtió en un prolongado orgasmo durante la sucesión de los capítulos siguientes. La idea de la serie es muy simple: derribar los muros informáticos de las multinacionales que esclavizan a la sociedad para así liberar económicamente a la gran mayoría obrera del mundo. Un concepto anárquico que me enamoró a primera vista y me hizo reflexionar y replantearme en cierta medida la realidad que vivimos. Zombies de las redes sociales, adictos a las pantallas, marionetas del poder y víctimas demasiado dóciles para aquellos que controlan las nuevas tecnologías.

Me parece que el guionista  novato Sam Esmail ha dado con la tecla para cimentar una de las grandes series del próximo lustro. La serie ya se ha convertido en un fenómeno mundial y me alegra haber contribuido en parte, ya que he ido predicando la palabra de Fsociety – nombre del grupo de hackers que quiere liberar al pueblo – por todos lados, a cada amigo que me ha preguntado en los últimos 4 meses que serie ver la respuesta ha sido siempre la misma: Mr.Robot . Me gusta comprobar que mi  opinión acerca de la serie de USA Network es secundada por unas excelentes críticas en medios como Variety, el New York Times o la revista Jot Down – entre otros –  y por nominaciones a premios como los Globos de Oro – nominado a mejor serie de drama- . Además, ha sido muy halagada por los especialistas en informática, pues al parecer es bastante rigurosa en cuanto a  aspectos técnicos, digo al parecer porque evidentemente este no es mi campo.

robot0624-1

Mr. Robot no solo tiene una trama interesante  y es rigurosa informaticamente hablando, sino que además cuenta con un final apoteósico, al menos a mí me dejó con la baba colgando. Todo esto, claro está, sustentado sobre el desbocado carisma de sus personajes, desde Darlene (Carly Chaikin) pasando por Shayla (Frankie Shaw) hasta, por supuesto, Mr.Robot (Christian Slater). Eso sí para mí hay dos personajes que merecen una mención aparte: Elliot Alderson (Rami Malek) y Tyrell Wellick (Martin Wallström). Por su parte, como ya he dicho, Elliot me cautivó desde el primer momento, y es que vi en él a la mismisima reencarnación del personaje interpretado por Edward Norton en El Club de la Lucha. Para los fans de David Fincher esta serie supone una erección en el alma, y lo digo por experiencia. Y es que la serie destila el mismo tono de amarga y oscura realidad que la película basada en el libro homónimo de Chuck Palaniuk, además de otros parecidos que no diré por mi política anti-spoilers.

Es cierto que algunos tildan de plagio esta serie, ¿Pero que no lo es? Star Wars está basada en La fortaleza escondida de Akira Kurosawa, Avatar es una especie de Pocahontas futurista, El rey León es una mezcla entre Hamlet y Kimba, Reservoir Dogs es demasiado parecida a City on Fire de Ringo Lem, etc. Y es que nuestra mente no puede crear a partir de la nada sino que se basa en lo conocido para elaborar otra cosa totalmente diferente tal como dicen en Origen – la que por cierto se basa en Paprika, de Satoshi Kon -. Es tontería tildar a Mr.Robot de plagio porque tenga un tono reivindicativo similar a películas como El Club de la Lucha o V de Vendetta, porque si nos ponemos así de ‘tiquismiquis’ Cadena perpetua y Prison Break son calcadas por ejemplo. El hecho de que guarde cierto parecido no significa nada, hay que juzgarla por su calidad individual, y para mi Mr.Robot si sigue en la línea de su primera temporada se va a convertir en una de las dinastías de la TV, como ya lo fueran Los Soprano, Mad Men o Perdidos entre otras.

Y sí, he comparado en exceso la obra de Sam Esmail con otras series, pero solo es para que os hagáis una idea de la dimensión y el potencial que tiene. Yo, personalmente, apuesto por esta serie. Es mi apuesta a convertirse en la próxima gran serie, y a mi de momento ya me ha encandilado e intrigado a más no poder. Solo me queda decir una cosa: por favor que de aquí en adelante no defequen sobre el camino que han sembrado, que no la caguen por favor.

mr robot

Más vacía que un paquete de Ruffles, por Tono Gil

Qué ganas tenía por fin de hacer una crítica a algún producto que no me hubiese gustado para ponerlo a caldo. Mr. Robot tiene además el aliciente de haber sido ensalzada por la crítica y haber gustado a los espectadores, por lo que se va a hacer aún más divertido despacharme a gusto, me encanta ir a contracorriente.

Para mi titular he elegido un paquete de Ruffles, no porque no hayan cosas más vacías, sino porque, al igual que Mr. Robot, el envoltorio  promete más contenido del que en realidad hay. La serie creada por Sam Esmail me recuerda al típico tío que siempre intenta ligar haciéndose el interesante, yendo de independiente y propagando lo idealista y lo bueno que es. Resumiendo, el que intenta ir de profundo aunque en realidad sea más plano que una tabla de planchar.

Mr. Robot nos propone en un genial episodio piloto (esto sí que no puedo negarlo) un planteamiento bastante original, y sobre todo nos muestra a Elliot Andersen, un protagonista, muy bien interpretado por Rami Malek, muy interesante por su carácter antisocial y su poca capacidad para empatizar con otras personas. El problema es que todas esas propuestas interesantes que se nos lanzan en el primer episodio entran en saco roto en los siguientes, donde entramos en una espiral de sinsentidos, planos psicodélicos que no aportan nada y tramas absurdas que no llevan a ninguna parte, además de unos fallos de argumento garrafales.

22-mr-robot-w529-h352-2x

Elliot tratando inútilmente de descifrar los fallos de guión de ‘Mr. Robot’

Mr. Robot intenta dar al público algo que sabe que le va a gustar: conspiraciones de hackers, mensajes anticapitalistas, voces en off con pensamientos pseudo-profundos, algo de drogas por aquí, algo de bandas de narcotráfico por allá… Y listo, al igual que el tío que intenta ir de profundo se camela a unas cuantas tías, Mr. Robot consigue atraer a una considerable horda de fans. De todos modos, no me molestaría que introdujesen todos estos elementos en la serie si hubiesen sabido aprovecharlos bien, pero no ha sido así. Han intentado abarcar tantos ámbitos en tan solo diez capítulos que el espectador acaba por hacerse un lío. Esto provoca que algunas tramas importantes no estén bien explicadas, los protas tomen decisiones que carecen de ningún sentido (todo lo que rodea a Angela, amiga de Elliot, es ridículo y aburrido) y la conspiración para cambiar el mundo, que es lo realmente importante de la serie, pasa a un segundo plano. En cuanto al aspecto informático no puedo aportar mucho sobre su rigurosidad o verosimilitud, ya que no soy un experto en la materia. Estoy seguro de que los que tengan unos ciertos conocimientos de informática la disfrutarán más que yo.

Mientras visualizaba la primera temporada y veía cómo se iban sucediendo los acontecimientos, no podía evitar pensar que los creadores, más que intentar hacer algo de calidad, estaban pensando en crear una serie para complacer al público. No respetaron el producto que tenían entre manos y quisieron resolverlo todo de manera muy atolondrada. Por no mencionar el enorme plagio a El club de la lucha (lo siento Sergi, a eso no se le puede llamar de otra forma, es un plagio en toda regla).

Mi consejo: no sabría deciros si verla o no. Sí es cierto que es entretenida y dinámica, demasiado dinámica teniendo en cuenta que no se esfuerzan lo más mínimo en madurar las tramas. Aunque no quiero ser yo quien os prive de ver una de las series revelación del año, así que echadle un ojo y juzgad vosotros mismos (con ojo crítico, eso sí).

Sé que los que hayáis visto la serie y os haya gustado ya estaréis cagandoos en mi estampa, así que como ya va siendo costumbre, a continuación voy a dedicar un pequeño espacio para comentar momentos concretos de la serie que me crisparon especialmente. No sigáis leyendo los que no la hayáis visto. [ALERTA SPOILER]

Vamos con lo del plagio: lo de la utilización de caretas se puede entender y eso no lo tildaría de plagio de V de Vendetta, pero si cambiamos a Mr. Robot por Tyler Durden el argumento es casi idéntico al de El club de la lucha: Un joven harto de la sociedad capitalista forma una organización secreta para destruir el sistema, aunque él no es consciente de que es el propio fundador, sino que cree que es una tercera persona la que la ha fundado. Al final de la peli/serie el protagonista se da cuenta de que realmente esta tercera persona eran alucinaciones suyas, un alter ego, y era él mismo quien manejaba el cotarro desde el principio. Al final, a pesar de estar como una cabra consigue destruir el sistema que tanto odia. Fin.

La principal diferencia entre ambas obras es que en Mr. Robot intentan maquillarlo yéndose por los cerros de Úbeda incorporando tramas de otros personajes absolutamente ridículas. Un ejemplo sería, como ya he comentado antes, todo lo concerniente a Angela. Aparte de no despertar ningún interés en el espectador, hace cosas sin ningún sentido como unirse a Evil Corp. Además, según la lógica de la serie todo el mundo es un auténtico maniático en algún aspecto. ¿Que este no engaña a su mujer? Pues seguramente haga pornografía infantil. Según Elliot entrándote al Gmail, Twitter o Facebook de cualquiera puedes hacer toda una disección de su personalidad. Intentan mostrar una realidad existente pero exagerada hasta el infinito.

Y para acabar voy a enumerar algunos de los sinsentidos que más me han chocado:

  • Trabajamos en una empresa de seguridad informática pero discutimos sobre si hackear nuestra empresa por el Gmail, para que no se entere nadie.
  • Un guardia de la prisión recoge un USB de la carretera y decide que lo mejor que puede hacer con él es conectarlo de inmediato al ordenador de la prisión. Además al introducirlo le aparece una encuesta cutre de “gana un premio si contestas” (se ve venir que es un virus desde Cuenca) y el tío, ni corto ni perezoso decide ponerse a completarla, además parece divertirle.
  • El plan de Mr. Robot es genial, sin fisuras. Elliot entra en Steel Mountain suplantando otra identidad y el encargado de guiarlo se va súbitamente por haber recibido un mensaje de una emergencia falsa. Elliot se queda solo y hackea el sistema. Una vez se ha descubierto el pastel, ¿nadie sospecha de él? ¿Ni siquiera teniendo grabaciones de las cámaras? Venga por favor.
  • El  narcotraficante Fernando Vera sabe inmediatamente que ha sido Elliot quien lo ha delatado. ¿Por qué? Quién sabe, la cuestión es que Elliot ni se molesta en negárselo.
  • La depresión por la muerte de Sheyla le dura a Elliot un capítulo. Después ya vuelve todo a la normalidad.
  • Y para mí el mayor sinsentido es una de las claves de la serie. ¿Por qué Elliot está tan loco que no reconoce a su hermana ni a su padre? En la explicación no escatiman en detalles: Unos tipos que sabían que Elliot era peligroso le hicieron un cacao mental para que olvidase a los componentes de su familia. Aparte de que esta es toda la explicación que dan sobre el tema, los tipos que enloquecieron a Elliot debían ser unos genios. En vez de borrarle sus conocimientos informáticos, que son los que lo hacen peligroso, deciden que es mejor hacer que no se acuerde de su hermana ni de su padre. Mucho más útil, sí señor.

P.D.: Las alucinaciones de Elliot por el síndrome de abstinencia cuando está en la cama de un hotel son de lo peor que he visto en una serie de largo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s