Los móviles también pueden contar historias

cabecer in a day

Sí, lo sé, el primero que se apasiona por la forma de grabar una película, una serie o un documental soy yo. Es más, yo defendí “El Renacido”, en gran parte, por su estética y, sí, adoro los larguísimos planos secuencia de Lubezki. Sin embargo, hoy vengo a hablaros de un fenómeno que es la antítesis de todo esto; el predominio del significado frente a la técnica. No voy a tratar sólo el hecho de que un cineasta o un documentalista realice sus obras con un teléfono/smartphone, sino también de proyectos sucumbidos al crowdsourcing, lo que viene a ser  una ‘colaboración abierta de tareas’ en las que el propio público se convierte en el protagonista – para los no intelectualoides –. Empecemos.

“¿De dónde sacas temas tan buenos como este Sr. Marrón?” Bien, os lo contaré. Allá por 2011 –cuando todavía mi barba no ocupaba la mitad de mi cara – encontré por internet lo que yo creía que era un documental, pero que resultó ser una película. Por aquel entonces yo desconocía grandes nombres del mundo del cine y no prestaba atención a ellos: “Ridley Scott. ‘Meh’, uno más”. La película recibió el nombre de “Life in a day”, fue dirigida por Oscar Kevin McDonald y producida por la compañía de los hermanos Scott (Scott Free Productions), además de contar con la colaboración de YouTube. Lo interesante de la película recae en que los protagonistas se convierten, a su vez, en directores; se trataba de que cualquier persona del mundo que quisiera, pudiese sacar a la luz dos minutos de su día y darse a conocer al mundo. Cuando acabé de verla, sentí la emotividad que podían transmitir un par de minutos, grabados con un móvil o con una cámara básica, de cualquier persona sin importar la forma, solo el contenido; además el poder comparar el desarrollo del día a día de personas de distintas partes del planeta.

Pues bien, el recuerdo de aquella película que ya había casi desaparecido de mi cabeza volvió a resurgir al encontrarme con un nuevo proyecto en internet. Un proyecto que lleva en proceso desde octubre del año pasado y que tiene firma española. La idea está sacada del proyecto de los hermanos Scott y se llama “Spain in a day”, que será dirigida por la cineasta Isabel Coixet – igual os suena debido a su enfrentamiento contra los Goya por utilizar imágenes de una gala anterior y calificarla de “ridícula” – y producida por TVE y Mediapro. Además, tiene como predecesoras las versiones británica e italiana, estrenadas en 2012 y 2014, respectivamente.

Y a partir de aquí surgió la idea de escribir sobre ello. No fue al ver películas como “Life in a day” o “A moment on earth” que estaban grabadas también con móviles de la gente de a pie. Tampoco fue al ver proyectos similares en cuanto al ‘crowdsourcing’ – ya domino la palabra, eh – como “50 kisses”, que era un compendio de guiones y de filmaciones marcadas por la forma más que por el contenido. Algo así tenía que tocar de cerca a un amante de la estética y de la belleza estructural de las películas como lo soy yo, y fue a través del video de los comentarios de la directora cuando lo entendí.

Desde las primeras frases Isabel Coixet lo deja muy claro, “para mí lo que prima es lo que está delante del objetivo, no la herramienta”. El hecho de que una persona transmita tanto o más que muchas películas con un pequeño video de dos minutos hecho con un móvil se debe a un factor muy simple, es real; este es el verdadero sentido del triunfo de estas obras. No importa cuán sentimental sea la película que vas a ver al cine, o cuántas veces aparezca el cartelito de ‘basada en hechos reales’; lo real se superpone a lo ideado, y por muy buen actor o actriz que sea alguien, jamás podrá superar la interpretación involuntaria que hacemos todos en nuestro día a día. Un ejemplo de lo altamente revelador que puede ser una persona en un minuto y sin grandes herramientas, es un concurso que se realiza desde París (Francia) con unas reglas muy simples: 1 móvil ⦿ 1 minuto ⦿ 1 película. Se llama Mobile Film Festival, se realiza en noviembre de todos los años – ya van por la 11ª edición – y premian al ganador con una beca de 30.000€ para grabar su propia producción.

De hecho, el desarrollo y la simplicidad de estos aparatos han favorecido el surgimiento y crecimiento de otros sectores o apartados dentro del mundo audiovisual. Como ya recalca en el video la directora, los youtubers han nacido de ahí. La originalidad y creatividad no necesita de grandes herramientas ni presupuestos. Las formas de comunicación se han modificado, y tanto el smartphone como la tablet han sido los causantes de este cambio, en el que cualquier persona desde el salón de su casa pueda hacer llegar un mensaje a todo el mundo para entretener. Pero ya no solo para entretener, también para informar; estos aparatos han supuesto a la vez una evolución del periodismo (ya empezamos a barrer pa’ casa) en el que todos nos convertimos en comunicadores y aportamos agilidad y rapidez a este nuevo mundo informativo. Todos podemos registrar con nuestra cámara del móvil un suceso y hacerlo público en cuestión de segundos; si os dais cuenta, apenas hay información en los medios sin ningún tipo de imagen o video que lo acompañe.

Todo esto nos muestra un nuevo formato de crear cine que, lejos de coronarse como el modelo rey del sector, sí que puede establecer una trayectoria paralela en la que el contenido y el realismo sean las dos principales ideas de este nuevo cine; porque los móviles también pueden contar historias.


Por todo ello, como por aquí ya empezamos a controlar un poco de edición de vídeo, os propongo un proyecto a menor escala; Reservoir in a day. A pesar de que sabemos que no sois muchos los que nos leéis, queremos intentar crear algo en lo que vosotros seáis parte del blog. La idea es que nos mandéis un vídeo de alrededor de 2 minutos en el que a lo largo del día 29 de marzo os grabéis en vuestro día a día y que tenga algo de relación con el cine. Aun así, colgaremos más información en nuestra cuenta de Facebook y Twitter, así que estaos atentos y, ¡sé Reservoir por un día!

Anuncios

2 comentarios en “Los móviles también pueden contar historias

  1. Pingback: Life in a day, Spain in a day y... Reservoir in a day

  2. Pingback: ‘Me, Earl and the Dying Girl’: Independientemente sobrecogedora | The Reservoir Bloggers

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s