Las nuevas tecnologías como nexo de la crítica social de ‘Black Mirror’

Black Mirror (1)

Fuente: Serienfurecidos

¿Black Mirror? ¿Qué coño hace el viejo este hablando de una serie del siglo XXI? Digo más, ¿qué coño hace el viejo este hablando de una serie relacionada con las nuevas tecnologías? Si no llega a ser por mi refinada prosa y el dulce aleteo de las palabras que sobrevuelan vuestras cabezas pensaríais que he contratado al señor Rosa para que me sustituya. Pues no, no es el caso. Soy el apuesto anciano de siempre.

Después de una reiterada recomendación de la más que efímera señora Cañas –a la que no le hará gracia que escriba esto–, Black Mirror vino a mí como una de esas pocas series que consiguen dejarme con ganas de más sin necesidad de una sucesión de subtramas que te dejan a medias y se abren paso junto al devenir de los acontecimientos, más que nada, porque todos los capítulos tienen un inicio y un final cerrado –relativamente–. O lo que es lo mismo, son episodios independientes unos de otros; podéis empezar, como un servidor, por el tercer capítulo de la segunda temporada y dar paso al segundo de la primera, si os apetece.

Este último hecho hace que sea complicado valorar la serie en su totalidad sin entrar a hacerlo partido a partido episodio a episodio. Y diréis, ¿por qué no lo haces de esa forma? Es simple, así lo hacen en el resto de críticas, prefiero que la mía sea una excepción.

Black Mirror - The Waldo Moment

El croma de detrás deja mucho que desear para una serie sobre nuevas tecnologías, ¿no? Fuente: JotDown

Leí hace poco, en una de las críticas que os mencionaba, que, debido al escaso número de capítulos, esta serie podía ser calificada más correctamente de ‘experimento televisivo’. Una temporada después, la cosa parece ponerse seria, y no por el contenido o por las tres nuevas tramas, se pone seria porque la audiencia exige más. Y con razón.

Black Mirror nos expone diversas situaciones reales y no tan reales –aunque factibles en un futuro relativamente próximo– relacionadas con las nuevas tecnologías, y el impacto que estas pueden causar o estar causando ya en nuestras vidas. Con un primer episodio perfectamente posible en la actualidad, nos provoca una disyuntiva interna a la altura de la del protagonista, aunque con una diferencia de presión evidente, puesto que nosotros no nos tenemos que follar a un cerdo. Aunque el punto en común son las nuevas tecnologías, todos los capítulos tienen un trasfondo crítico crucial. En algunos casos, la crítica es con la fácilmente manipulable sociedad, siempre y cuando controles los principales medios de comunicación o digas lo que quieren oír; en otros, el tema crítico son los celos y los problemas conyugales; y en alguno, (in)directamente, se ataca al sistema económico y social mediante una realidad inventada –que no imposible–. En cualquier caso, tras cada episodio necesitarás una pequeña dosis de reflexión contigo mismo sobre lo que acabas de ver y la mierda de “civilización” en la que te encuentras.

Black Mirror (3)

Si no diera tanto el coñazo, molaría la habitación de Bing. Fuente: Serielizados

Sin embargo, aunque la serie parezca que pretende tildar de ‘negativo’ el efecto de las nuevas tecnologías, ya que en cada capítulo ‘provocan’ problemas, pienso que, como siempre ocurre, lo verdaderamente negativo es el uso que nosotros, los seres más listos sobre la faz de la Tierra, le damos a estos avances. No puedes decir que tener un memorándum implantado en el cuerpo sea algo intrínsecamente malo. Pues tras ver uno de los episodios de Black Mirror te aterrorizará la idea si a alguna lumbrera de Samsung o Apple se le ocurre algo similar. ¿Por qué? Porque somos idiotas, y hay cosas que a los idiotas se nos escapan de las manos, como bien muestra la serie. El pobre Alfred Nobel, por ejemplo, sabía que todo el mundo era idiota y por eso le supo tan mal inventar lo que inventó.

Entrando a valorar las interpretaciones, creo que encontramos mucho más bueno que malo. Lenora Crichlow en ‘White Bear’ o Rory Kinnear en ‘The Nacional Anthem’ son, simplemente, brillantes y te transmiten unos sentimientos que, a ratos, harán que te pongas totalmente en su piel. Como contrapunto, para mí solo ha habido una actuación que no me ha cumplido mis expectativas: Daniel Kaluuya en ‘Fifteen Million Merits’. A ratos inexpresivo, a ratos sobreactuado. Aunque lo primero lo pueda entender como una crítica a una sociedad de seres idénticos, carentes de alma, lo segundo durante su discurso en Hot Shots es indefendible. Es el único punto interpretativo negativo que le encuentro a la serie británica.

Black Mirror (4)

A saber qué le dijo el cámara al negro del fondo para que le mirase así. Fuente: Channel4

Por último, y no menos importante, quiero resaltar esa independencia de argumentos entre capítulos de la que hablaba antes, más que nada porque, aunque lleve más de dos años sin lanzar una temporada, no tendrás que hacer memoria de lo que ha ocurrido con anterioridad ni perderás las ganas de verla cuando se estrene la siguiente, algo que me hace no seguir las series que siguen en emisión –no seáis pesados con Juego de tronos–.

Probablemente, el principal problema con el que os vais a encontrar es el número de episodios que hay disponibles: seis más uno (extra de Navidad para abrir boca de cara a la nueva temporada). Pero bueno, estoy seguro de que disfrutaréis cada uno de ellos. Personalmente, no me puedo quedar con uno que sea mejor que el resto, tal vez alguno me ha gustado más que otro, pero no creo que fuera justo clasificarlos, todos tienen sus puntos fuertes y débiles.

¿La buena noticia con respecto a la escasez de capítulos? Que esa tercera temporada, aparte de tener anunciados los doce episodios que la compondrán, ya está en grabación, por lo que más pronto que tarde la tendremos disponible. No os impacientéis.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s