‘La habitación’: Amor materno-filial como método de supervivencia

room1

Fuente: Variety

La Habitación fue una de las películas que, a pesar de llevar a sus espaldas una amplia gama de nominaciones a los Oscar de este año, no consiguió entrar con fuerza en nuestro país, pasando casi completamente desapercibida para el gran público. Ahora que he tenido la oportunidad de verla, he de decir que es toda una pena que haya sido así, pues estamos frente a una de las mejores películas y posiblemente la más emotiva del año. El largometraje dirigido por Lenny Abrahamson trata sobre una madre (la ganadora del Oscar Brie Larson) y su hijo (Jacob Tremblay), quienes viven en una habitación sin contacto con el mundo exterior. La cruda realidad es que la madre fue secuestrada y vive en un cobertizo, donde se ha visto obligada a criar a su hijo, fruto de relaciones forzadas. Sin embargo, la protagonista se esfuerza por mantener a su hijo apartado de esta realidad mediante un mundo de fantasía con el que el pequeño pueda crecer sin preocupaciones. Un largometraje que consigue emocionar a cualquiera, a la par que muestra momentos durísimos.

El filme está dividido en dos partes claramente diferenciadas y bastante parejas en cuanto a duración: una hora cada una. En la primera se nos presentan los dos protagonistas y la angustiosa situación en la que se encuentran, aunque el pequeño Jack no sea consciente de ello. Y, ¿debería decir en qué consiste la segunda parte, o sería considerado un spoiler? Bueno, digamos simplemente que es muy diferente a la primera mitad. Asimismo, el filme gira sobre dos ejes principales: la estrechísima relación madre-hijo que se establece entre Brie Larsson y Jacob Tremblay (una de las mejores que he podido presenciar en una película) y la manera en que afrontan el mundo más allá de la habitación en la que tanto tiempo han estado presos. Sin embargo, podría decirse que el amor de la madre por su hijo y viceversa se antepone a cualquier otro elemento en esta película y se convierte en la herramienta más poderosa para superar las adversas circunstancias por las que los protagonistas tendrán que pasar.

room2.jpg

Los dos protagonistas en la habitación – Fuente: plotandtheme.com

Es difícil conectar con La Habitación al principio, sobre todo porque su primera parte es muy dura, pero es indudablemente necesaria. Más adelante, conoces a los personajes en un ambiente diferente, lo cual te ayuda a comprenderlos mejor y a empatizar más con ellos. Sus traumas y problemas quedan perfectamente reflejados en la segunda parte, por eso tengo que discrepar de los críticos que sostienen que flojea precisamente en este tramo, pues para mí tiene un gran mérito conseguir transmitirnos tan bien los sentimientos de los protagonistas. Esto lo consiguen con momentos realmente enternecedores que harían ablandarse a cualquiera y que sirven como contraste perfecto a la angustia de la primera mitad.

Las dos actuaciones protagonistas son excepcionales. Brie Larson consiguió el Oscar a mejor actriz y, a falta de haber visto la actuación de Cate Blanchett en Carol, he de decir que su papel bien merece un Oscar. Sin sobreactuar en ningún momento, interpreta perfectamente escenas de una carga emocional enorme. Pero no solo eso, también cabe resaltar la actuación del jovencísimo Jacob Tremblay, quien a pesar de interpretar a un niño de solo cinco años, está espléndido e incluso diría que en él recae más protagonismo que en la propia Larson.

Aunque es un largometraje duro de ver en algunos tramos, no por aburridos sino por la crudeza de la situación, agradeces haber hecho el esfuerzo al final, cuando terminas la película con una enorme sensación de satisfacción, sabiendo que acabas de presenciar una obra que es un soplo de originalidad en el mundo cinematográfico y que es capaz de enternecer hasta los que, como yo, no son muy de niños.

P.D.: Podría haber comentado más aspectos, pero al estar estrechamente ligados con la segunda parte del filme, no podía mencionarlos sin spoilear nada.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s