‘Dragonball Evolution’: una adaptación que firmaría el mismísimo Akira Toriyama

Dragonball Evolution (3)

Fuente: Tumblr

[Hoy vengo a presentar una nueva sección que iremos completando poco a poco entre todos los que se atrevan Reservoir. En ella, uno de nosotros escogerá una película que conozca mucha gente pero que el propio autor no haya visto y, valiéndose únicamente de alguna sinopsis o del tráiler, redactará una crítica, enfocándola como considere].

Como la mayoría de personas que haya tenido infancia, siempre he sido fan del anime de Dragon Ball. Una serie plagada de momentos inolvidables para las retinas de millones de niños alrededor del mundo durante varias décadas, servidor incluido. ¿Quién no recuerda la primera vez que Goku se convierte en super guerrero? ¿O la muerte de Célula a manos de Gohan? ¿O la fusión de Goten y Trunks? En fin, no quiero ponerme nostálgico, aunque James Wong haya provocado en mí dicho sentimiento durante gran parte de su filme.

Big Screen Productions nos trajo el pasado 2009 la versión en película de la mítica obra maestra de Akira Toriyama. Una adaptación que seguro permanecerá en el recuerdo de todos nosotros durante muchos, muchos años. Y es que Dragonball Evolution es un largometraje arriesgadísimo que el norcoreano James Wong ha conseguido llevar a cabo de forma, por lo menos, correcta. Sé que muchos de los “fanboys” de la saga atacaron el aclamado estreno incluso antes de verla, error propio de cuñados. Lo único que pido en esta crítica es que, igual que yo respeto todas las opiniones –como se exige en la primera enmienda de la Constitución de los Estados Unidos de América–, vosotros hagáis lo propio con la mía.

Tampoco diré que la obra es excelsa, puesto que dista mucho de esa calificación, pero lo que sí que está fuera de toda duda es que, como adaptación, es fiel: el traje de Goku, el Maestro Mutenroshi y su perfecta caracterización –un aplauso aquí al equipo de maquillaje, vestuario y, sobre todo, cásting–, el cameo de Vegetta a mitad de la película, y un largo etcétera de detalles que no puede disgustar a nadie.

Dragonball Evolution (1)

Uno de los personajes mejor adaptados de la historia del cine. Fuente: lacavernaroja

A pesar de que no suelo entrar a valorar aspectos técnicos en las películas, en este caso haré una excepción. Lo cierto es que el realismo de varios personajes, como Piccolo o Goku cuando se transforma en mono gigante, así como las ondas de energía que se lanzan durante gran parte del largometraje, es digno de mención, sin lugar a dudas. Esto sí es un dinero bien invertido en efectos especiales. Sin embargo, no solo cuenta con  unos efectos bien realizados, el más que famoso Kamehameha es absolutamente fiel a la coreografía original y no era fácil de aprender. Akira Toriyama puede sentirse orgulloso desde ahí arriba.

Quiero destacar, por encima de muchos otros aspectos de la película, su banda sonora. En un movimiento realmente inteligente, James Wong optó por utilizar la música original de la serie televisiva, de modo que los seguidores más acérrimos de Dragon Ball quedaran satisfechos. Sin duda, en este aspecto, un diez para Wong.

No obstante, tampoco se puede decir que todo lo que aparece en el filme sea positivo, ni mucho menos. Como en todas las adaptaciones de superhéroes, la trama flojea en muchos puntos. En primer lugar, y más importante, ¿qué es eso de que Piccolo sea malo? Entiendo que nunca haya sido el alma de la fiesta, pero JAMÁS ha intentado matar a Goku, esa clase de errores no pueden tenerse en obras de estas dimensiones. Por otro lado, y esto es mi opinión, me decepcionó un poco el hecho de que no aparecieran guiños a otras series míticas de Toriyama, como Oliver y Benji o Doraemon, aunque tampoco era imprescindible.

Dragonball Evolution (2)

Goku transformado en mono gigante. Brutal. Fuente: El Litoral

El aclamadísimo director ha incluido escenas con claros guiños a otras obras maestras de directores como Quentin Tarantino, Christopher Nolan o Woody Allen, una combinación peliaguda pero, como dice un viejo proverbio chino: no arriesgar es lo más arriesgado, así que, para evitar riesgos, arriesgaré. Buen trabajo, Wong.

Por si alguien no lo sabía aún, el éxito de Dragonball Evolution ha ido más allá, y es que la recién estrenada Dragon Ball Super está basada en la obra de Wong, debido al éxito cosechado. Pocas veces una adaptación real de unos dibujos ha logrado ser adaptada de nuevo a dibujos. Habrá que tenerlo en cuenta.

Antes de concluir, me gustaría hablaros de una anécdota que leí hace un tiempo en The New York Times, y es que el mismo Leonardo DiCaprio estuvo a punto de hacer el papel protagonista (Goku) en el filme de James Wong, pero decidió rechazarlo en el último momento. En palabras del propio DiCaprio al diario norteamericano, “uno de los mayores errores que he cometido en mi carrera”.

Aunque Dragonball Evolution tal vez peque de falta de atrevimiento en cuanto al argumento, lo que es seguro es que a los auténticos seguidores de la serie de dibujos le encantará lo que Wong, con un escaso presupuesto de treinta millones de dólares, consiguió lograr. Finalmente, quiero enviar un mensaje para los “haters”: lo que no se puede hacer es ir a ver una película con ideas preconcebidas, puesto que estas se superpondrán a tu sentido común. Eso es como todo, sé de lo que hablo. Sin duda, no es la mejor película que he visto, pero sí la mejor adaptación de un cómic desde Batman y Robin. Un must see en toda regla.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s