“Airbag”: coge la coca y vete

airbag 5

“¿Coca? ¿Qué coca?” Los querubines Karra Elejalde, Fernando Guillén Cuervo y Alberto San Juan en Airbag (1997). Fuente: Youtube

Pocas veces una película española ha sido tan injustamente estigmatizada como Airbag (1997), la delirante comedia que ha creado una visión única de los conflictos (ficticios) entre gallegos y vascos a límites sorprendentes. Nada de romances ni humor apto para todos los públicos. Solo acción, bromas corrosivas y hasta de mal gusto, diálogos más frescos  que los amiguetes de los papeles de Panamá y personajes más memorables que tu abuela. Una película que tuvo el dudoso honor de ser la película más taquillera del cine español hasta que uno de sus herederos, el detective José Luis Torrente, le quitó esa etiqueta con su primera entrega. ¿En qué pensaban los cineastas de los noventa?

El inicio es sencillamente sublime: el ‘cocinetas’ de Antena 3 Karlos Arguiñano se encarna como don Serafín y participa en una singular apuesta en la que acaba ganando pese a estar amañada: comerse una tortilla sin saber si está envenenada. Una vez pasado el shock de ver a semejante personaje de la cultura friki como aristócrata, llegamos a la boda de su hijo Juantxo (irreconocible Karra Elejalde), un mediocre y tímido chaval ya crecidito que, sin poder remediarlo, se mete dentro de un embrollo de lo más jodido cuando junto a sus muy vascos colegas Paco (Alberto San Juan haciendo de “chulo putas”) y Konradín (Fernando Guillén Cuervo haciendo de un introvertido superdotado) deben huir en coche por haber robado inintencionadamente varios kilos de cocaína.

Los tres tristes tigres son preseguidos por una mafia gallega, en la que está presente el inepto sicario Pazos (Manuel Manquiña en una increíble actuación, probablemente la más espléndida de su carrera); y otra portuguesa, donde obedece a las órdenes del sombrío Souza la  temible Fátima (Maria de Medeiros). Y cuando se trate de malentendidos, desde luego que por ninguna de las partes entenderán el rastro de tiros y explosiones que van dejando a su paso por encontrar sus respectivas propiedades.

Airbag - Maria de Medeiros

Después de escaparse junto a un boxeador en Pulp Fiction, Maria de Medeiros se tiñó el pelo de blanco y se convirtió en asesina a sueldo. Fuente: El fan del trogblodita.

Absurda y surrealista, provocadora hasta el extremo y llena de palabras malsonantes e ingeniosas, Airbag es sin duda el mejor trabajo que ha hecho Juanma Bajo Ulloa, discípulo de la escuela de directores de cine vascos entre los que también están Borja Cobeaga o Nacho Vigalondo. Con el guion conjunto firmado por el director, Elejalde y Guillén Cuervo, los diálogos se convierten en el arma más poderosa de esta película. Se han vuelto escenas de culto la escena en que los protagonistas son detenidos en la carretera por la Guardia Civil (“Perdone agente, ¿se refiere a antes en el espacio o antes en el tiempo?”), el sublime discurso de Pazos en el estadio del Athletic (“Mira nena, el concepto es el concepto”) o la ya mencionada escena de la tortilla rusa. Y así, una detrás de otra.

Es desternillante la presencia de personajes de todo tipo que dejan su estela en la película (muchos de ellos sin saber la fama que obtendrían después): Santiago Segura es el candidato Paíño, un político zafio y asqueroso en todos los sentidos que haría sonrojar hasta al propio Francisco Granados; Javier Bardem es una estrella de culebrón mexicano sin talento; Nathalie Seseña es una prostituta alocada, mucho antes de convertirse en la puritana Berta Escobar de La que se avecina; Pilar Bardem es la deslenguada dueña del puticlub donde empieza toda la historia; Alaska y Juanjo Puigcorbé son jugadores de timba profesionales… Y el cantautor Albert Pla está impresionante en su sotana de cura cuando versiona “Yo soy rebelde porque el mundo me ha hecho así” en honor al amor gratuito. Desbocado todo.

airbag

-“No sé si aguantaré tanta morralla…” (Karra Elejalde haciendo de un espectador medio culto viendo Airbag). Fuente: Página web oficial de Juanma Bajo Ulloa.

Y como no, la película no tendría credibilidad de no ser por el equipo artístico principal, que está a la altura de las exigencias del guion. Los actores se convierten en caricaturas de la sociedad vasca y gallega sin tapujos (nada de Ocho apellidos vascos: en esta se la juegan al todo o nada), y aunque en general no sobresalen, sí que apuntalan a un trabajo bien desarrollado. ¿Que en general no sobresalen? Manuel Manquiña demuestra lo salado de su humor introduciendo el acento gallego y reflexiones filosóficas tan desternillantes como vacías, representando el esperpento absoluto. Valle-Inclán estaría orgulloso.

El principal fallo que tiene la película es que muchas veces no es capaz de mantener del todo al filo del argumento al espectador, ya que algunos pasajes se hacen anecdóticos aunque aburridos. Y un grave defecto es el del audio, pues muchas veces la abundancia y solapamiento de diálogos ensucia el ingenio con el que se formulan. Si bien el guion tiene mucha lucidez, algunas escenas podrían ser perfectamente eliminables. Y la resolución del vídeo, más que mejorable. Pero bien, esto es cine descarado, y así es como se crean las mejores comedias. Ah, y sin apenas anacronismos (es alucinante que pese a los casi veinte años desde su estreno pueda entenderse tan bien).

airbag01

-Mamá, te juro que es solo harina. Fuente: Desvarios varios.

Hilarante, bomba de relojería, inaudita, soez pero muy en especial, inteligente. Una película a la que el tiempo no le ha dado la consideración que se merece por las subtemáticas marginales que tan bien deforma y caricaturiza, y comienza a reconocerse a pasos muy lentos. Filme de culto de una corriente de cine español vilipendiada por la saga Torrente, que tanto daño ha hecho al acabar convirtiendo la marranada en intento de chiste sin sentido. Por suerte, el humor maleducado en el cine español puede ser digno de aplausos, y Airbag es una prueba fehaciente de ello.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s