‘El Libro de la Selva’, lo más vital en esta película lo tendrás

658041e3e63202478bd1669f323bc580.gif

Recuerdo que de pequeño me pegaba cantando una canción muchísimo rato, pero no me paraba a pensar el por qué, ni el qué cantaba, el caso es que me gustaba. Hará unos días fui a ver la adaptación de ‘El libro de la selva’ en una versión más realista hecha por ordenador y recordé mi afán por aquella canción; a día de hoy, mientras escribo esta entrada, sigo cantando la canción de “Lo más vital”. Cuando, a inicios de 2016, me enteré de la nueva producción de Jon Favreau, mi memoria se vio abordada por un sentimiento de nostalgia por ver a Mowgli, Baloo, Bagheera y los demás personajes que un día de 1894 Rudyard Kipling creó y, que más tarde, en 1967, Disney adentró en nuestras casas. Sin embargo, antes de entrar a la sala, se me planteó una pregunta que consiguió inquietarme; ¿podría esta obra de Favreau igualar a una de las películas con las que más cariño recuerdo mi infancia? No quiero hacer spoilers, pero la respuesta al salir del cine fue SÍ.

Pero vamos a comenzar poco a poco. En primer lugar haré una valoración de la película como tal, y a continuación, compararé varios puntos con la animación de Disney de 1967. El gran trabajo de esta película, desde mi punto de vista, reside en tres aspectos predominantes: en primer lugar, la actuación del novato actor Neel Sethi; el gran trabajo técnico hecho por ordenador; y ese toque más adulto y tenebroso durante ciertas escenas.

La actuación de Neel Sethi, además de encarnar perfectamente al joven ‘cachorro humano’ llamado Mowgli, debe de ser destacada tanto por ser el primer papel de su carrera, como por el hecho de ser el único actor figurativo de la película, es decir, que trabajó rodeado de cromas (lo que dificulta introducirse en el personaje). Pero, si bien este uso excesivo del croma y del efecto por ordenador puede ser tedioso para el actor, en este caso han conseguido clavarlo con los efectos. Todos los personajes se encuentran en ese finísima línea entre el realismo y la humanización que permiten al espectador ver de diferentes puntos de vista el contexto de los animales según la escena. Y esa línea me lleva al siguiente punto; el realismo animal que se le otorga a los personajes por ordenador como Baloo o Bagheera en ciertos momentos es aquello que acerca un poco más la historia a un público más adulto. Desde mi punto de vista, Disney ha utilizado la técnica que utilizó PIXAR con Toy Story y fue consciente a la hora de crear la película, que aquel público al que más podría emocionar ya había crecido y necesitaba de cierto toque de realismo y seriedad para poder engancharlo; y ¡vaya si lo consiguió!

THE JUNGLE BOOK

THE JUNGLE BOOK – (Pictured) MOWGLI and KING LOUIE ©2015 Disney Enterprises, Inc. All Rights Reserved.

“Bueno, ¿y qué hay de la comparación con la película de 1967?” Pues bien, el nivel de fidelidad entre ambas producciones es bastante alto. Sin embargo, ha habido algunas modificaciones en la obra de Favreau que en ocasiones le han favorecido y en las demás, solo hace que sientas un pequeño sentimiento de nostalgia pero se pasa rápido.

Las modificaciones que pienso que han favorecido a la película se debe a que si han sido suprimidas es porque podrían haber creado polémica y provocar rechazo en una parte del público.

[AGARRAOS QUE VIENEN SPOILERS]

El cambio que más destaca es el final, ya que Mowgli no acaba llegando al poblado de los humanos siguiendo a una joven. ¿Por qué? Pues desde mi punto de vista – tras haber revisionado la película de dibujos – han suprimido esta parte ya que la melodía que cantaba la joven era una serie de versos que trataban a la mujer como una criada, y al igual que la sociedad, la película ha evolucionado y con ello se añade una enseñanza para los niños. Y el segundo cambio que creo que la ha favorecido es la incisión que se hace en el por qué Mowgli es diferente al resto de los animales ya que usa el ingenio y el conocimiento, que de nuevo se convierte en una enseñanza de ‘utiliza tus recursos, ser diferente te hace destacar’.

En cuanto a algunos de los cambios superfluos quedan el gran protagonismo y entidad que se le da a los elefantes como creadores de la selva/jungla; el cambio de rol del Rey Louie, que adopta un carácter más agresivo y siniestro; y la supresión de los buitres que en la anterior película hacían un claro tributo a los Beatles – en este caso sí que me molestó un poco. Les tenía cariño –.

Junglebook-disneyscreencaps_com-8029

The Beatles Buitres. Fuente: cinemania.com

A pesar de que antes he tratado los tres pilares sobre los que se sienta la película, también he de destacar las voces tanto en VO como en la versión doblada que encajan a la perfección con la esencia de cada uno de los personajes, la inclusión de las dos canciones más representativas que hacen que no te olvides de los orígenes, y de un aspecto que no se había tratado antes y que es la profundización en la presentación de los personajes, que permite al espectador empatizar más con Baloo, Bagheera o Shere Khan.

En conclusión, una fiel obra de su antecesora que llega a un público más adulto con ciertas escenas de la historia y que supone un despliegue a nivel técnico fabuloso que aun así no consigue ensombrecer la grandísima actuación de Neel Sethi.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s