¿Capaz o incapaz?

blogfleturquie

Fuente: blogfleturquie.com

El amor. Ese controvertido sentimiento, tan temido y aclamado por todos a la vez. Nos acompaña en la mayoría de nuestras vivencias, esta presente en nuestro día a día (en todas sus formas) y deja mella en cada uno de nosotros. Ya sea por su abundacia o su ausencia, es algo determinante en la vida de cualquier persona. Por eso mismo, el cine sobre amor -o más bien, sobre nuestra percepción romántica de las cosas- es un género que está ampliamente consolidado y goza de un gran peso en el mundo cinematográfico.

Por norma general, la mayoría de las películas del género están caracterizadas por ser muy “moñas”, o jodidamente empalagosas. Como prefiráis llamarlo. Veáse El diario de Noah o Titanic. Que sí, son muy bonitas y tienen su puntillo. Pero, lo diferente siempre gusta y parte con el valor añadido de lo inesperado e inusual. Dentro de este marco situamos, sin duda alguna, Quiéreme si te atreves. La producción francesa, consigue marcar a sus espectadores por su originalidad y por ser una película tremendamente romántica, pero evitando los topicazos y los convencionalismos propios del cine de amor.

lashorasperdidas

Inicio del juego entre Sophie y Julien – Fuente: lashorasperdidas.com

Esta historia de amor comienza con un inocente juego entre dos niños, Sophie (Marion Cotillard) y Julien (Guillaume Canet), que acaban convirtiéndose en amigos inseparables. Las reglas son sencillas: ambos comparten un objeto de valor (una caja de música con gran significado para Julien), que va cambiando de manos en función de si consiguen superar o no un reto propuesto por el otro. Aunque, lo que al principio se presenta como un inofensivo juego, acaba convirtiéndose en algo más grande, que implica sentimientos y que escapa del control de los jóvenes. Su dinámica de actuación toma un matiz un tanto cruel, que roza los límites de su propia cordura. Les da igual cuándo y cómo, los medios se convierten en su propio fin. Vamos, que están como una chota. Y eso, claramente, es un punto a favor.

Los rasgos del cine francés son patentes en Quiéreme si te atreves, la película está narrada como una especie de cuento muy bien hilado y con toques tan imaginativos y coloridos, que pueden llegar a recordarnos a Amelie. Cine original y con clase. Voilà. Yann Samuell consigue transladarnos a su mundo de excentricidades sublimes, acompañadas de un fabuloso guion drámatico y cómico a partes igual.

Otro hecho que no pasa inadvertido en la producción y que supone un punto de inflexión respecto de las otras películas románticas, es el coherencia psicológica que los protagonistas tienen consigo mismos. Los dos tienen muy claro que es lo que son y eso no se ve influenciado por las acciones del otro. Aunque eso no signfica que no importen. Sophie y Julien afianzan una relación tóxica a niveles insospechados y desarrollan una concepción del amor totalmente única y personal. Desde pequeños demuestran, con una actitud de lo más descarada e insolente, que a ellos les da absolutmante igual lo que sea moralmente correcto. Siempre se mueven en torno a una máxima: “¿capaz o incapaz de arriesgarlo todo sin pensar en las consecuencias?“.

teresalamarquesa

Fuente: teresalamarquesa.com

Quiéreme si te atreves se podría resumir como un torrente de impulsos por parte de dos personas que están en un permanente tira y afloja, y que, en cierto modo, se niegan a crecer. Pero que solo entre ellos son capazes de despertar los sentimientos más intensos, “felicidad en estado puro, brutal, natural, volcánico, que gozada, era lo mejor del mundo…”.

Una historia contada con una mala leche increíble, que no es más que una metáfora exagerada de todo lo que estaríamos dispuestos a hacer y hemos hecho por algo o alguien que nos importa. “+ Hay dos o tres cosas que nunca me has pedido y lo lamento. Habría sido capaz. -¿Qué cosas? + Comer hormigas, insultar a los parados que salen del Inem… amarte como loco.” Con un final que, sencillamente, te deja sin palabras. Poetizar el dolor nunca supo tan bien.  Quiéreme si te atreves nos demuestra eso de bonito que hay dentro de lo grotesco. Diana de pleno.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s