‘Meeting People Is Easy’ o la alergia de Radiohead al estrellato

m2003-07Spin-3

La semana pasada, buscando tema sobre el que escribir hoy, pensé que sería bastante interesante para vosotros, lectores nuestros, y para mí por supuesto, seguir profundizando en el mundo de los documentales musicales mediante un artículo sobre “Never Say Never”, el biopic que protagonizó Justin Bieber a los 16 años. No obstante, y sintiéndolo mucho, creo que es una obra de arte que me queda algo grande, así que he acabado optando por algo más acorde a mis capacidades.

En la entrada de hoy os presento Meeting People Is Easy (1998), un documental dirigido por el británico Grant Gee sobre el día a día del grupo británico Radiohead durante la gira promocional de su tercer disco, Ok Computer. Trabajo considerado, por cierto, como uno de los 5 mejores álbumes de la historia para una gran cantidad de publicaciones musicales y como mejor de la historia a votación popular según besteveralbums.com.

[Si queréis echarle un vistazo antes (o después) de seguir leyendo, está totalmente gratis en Youtube]:

Comencemos por su más que peculiar estilo: Meeting People Is Easy se caracteriza por estar grabado en formato lo-fi (Super8 y vídeo de baja calidad) y por abusar de todo tipo de efectos de imagen, audio y color. Black-and-whites, filtros de colores, cámaras rápidas, cámaras lentas, distorsiones de voz e imagen, zooms inusuales… todos estos artilugios se condensan en sus 90 minutos de recargado metraje con el fin de otorgar a la cinta un toque psicodélico y despreocupado (o excesivamente preocupado por parecer despreocupado) que en gran medida contribuye al fin que se propone su director.

Grant Gee, conocido entre otras cosas por dirigir numerosos videoclips de bandas del calibre de Blur, U2 o los propios Radiohead, apuesta por hacer uso de estos recursos para generar en el espectador sensaciones de inquietud, inestabilidad e incluso angustia. Digamos que Meeting People Is Easy no es algo del todo agradable de ver. Es curioso e innovador en forma, enriquecedor en contenido y de un valor musical extraordinario, pero desde luego no te invita a calentar unas palomitas en el microondas mientras lo ves en el comedor con tu familia.

De todas formas, este desasosiego no es algo remoto o caprichoso. Gee sabe muy bien lo que hace, y con su factura consigue trasladar al espectador durante hora y media el mismo estrés que sintió la banda de Abingdon (Inglaterra) durante su gira mundial de Ok Computer. Compromisos publicitarios, focos, cámaras, periodistas idiotas y preguntas insulsas… el salto definitivo a la fama de la banda liderada por Thom Yorke no fue algo sencillo psicológicamente para sus integrantes, y esto no pasó desapercibido para Grant Gee.

Por ello, el director decide poner el foco de su creación no tanto en el aspecto musical (que se desarrolla en segundo plano) sino más bien en los quebraderos de cabeza que supone la rutina promocional para un grupo de música de fama mundial. El documental presenta a Radiohead, pero sobre todo a su líder, Thom Yorke, como entes atormentados, incompletos y algo infelices. Como si de algún modo estuvieran vendiendo su alma al diablo de las discográficas. Y esto se observa claramente cuando la banda es obsequiada con su segundo disco de oro por Ok Computer mientras que Yorke, como líder, casi ni se inmuta. Como si fuera un alma en pena.

No obstante, este decide tomarse todo el trajín con un humor muy inglés y nos regala conversaciones con la prensa como la siguiente:

Entrevistador: Estoy seguro de que has oído en la prensa acerca de todos esos famosos y actores que han estado yendo a vuestros conciertos. ¿Esto tiene algún efecto sobre ti en absoluto? ¿No te impresiona que Tom Cruise o quien sea pueda aparecer en uno de vuestros conciertos?

Thom Yorke: Bueno, les digo hola y ya está, ¿sabes? Luego vuelvo a casa y les digo a mis amigos “¡vamos, he conocido a  Tom Cruise!”

Entrevistador: ¿Has tenido alguna conversación con alguno de estos famosos?

Thom Yorke: Sí, tuve una gran conversación con Calvin Klein sobre ropa interior.

Entrevistador: Ayer por la noche?

Thom Yorke: Tal vez.

Entrevistador: Entiendo que él estaba en el show de anoche.

Thom Yorke: No hablé con él. Pero puede incluir esto en la entrevista si lo desea.

yorke_dazed

Thom Yorke imitando a Toni Canto

Anécdotas aparte, lo que Meeting People Is Easy aporta de una manera muy poco convencional al mundo del audiovisual es una visión desmitificada del insípido y superficial mundo de la fama y las discográficas. Para los jóvenes componentes de Radiohead, desde luego, fue abrumador. Y es que en ocasiones, el dinero, el reconocimiento y la popularidad traen consigo un peaje que está muy reñido con la felicidad.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s