Análisis: La 6ª temporada de ‘Juego de Tronos’, personaje por personaje

jdt portda

Antes de hablar de una serie del calibre de Juego de Tronos cabe señalar que ellos mismos se han marcado el listón tan alto con sus anteriores temporadas, que cualquier crítica que se le haga podría ser solo un insignificante fallo en otras series de menor calidad. A grosso modo, ha sido una muy buena temporada, en la que se dan muchos sucesos, la historia avanza y se aproxima a su final, pero le falta eso que a Juego de Tronos le hace tan especial: esa capacidad par sorprender al espectador de formas que ni siquiera se espera. En esta temporada eso solo ha sucedido con el famoso Hold The Door y la explosión del Septo de Baelor en menor medida. Pero por lo demás, parece que las tramas han evolucionado con el fin de contentar al público: Jon resucita, Arya se reivindica como ella misma y escapa de los Hombres sin Rostro sin consecuencia alguna, Cersei se convierte en Reina de manera risible y Daenerys consigue poner de su lado a los dothraki, los Greyjoy, los Tyrrel y los Martell en un abrir y cerrar de ojos, no sin antes acabar con los esclavistas… Todo demasiado bonito, demasiados finales felices que no pegan en absoluto con la tónica general que hace a Juego de Tronos tan impredecible y, por ello, tan buena serie. Antes estaba sufriendo por la vida de todos los personajes a cada segundo que aparecían en pantalla. Después de ver en esta temporada como los buenos logran salvarse en situaciones realmente jodidas, ya no volveré a seguir viendo los episodios de la misma manera.

¿A qué se puede deber todo esto? Bajo mi punto de vista, el mayor alejamiento de la obra literaria e incluso la invención de la adaptación televisiva del desarrollo de muchas tramas es vital. Ahora cada acto ya no tiene su correspondiente consecuencia, como le ocurrió a Robb Stark en la Boda Roja por casarse con la persona equivocada. Juego de Tronos ni olvida ni perdona, al menos así era antes, ya que los productores de la serie han desarrollado esta temporada velando en todo momento por los personajes más queridos, como hubiese hecho cualquier fan. Eso es lo que más he echado en falta, esas bofetadas de crueldad en la cara que propinaba la serie y que, curiosamente, sentaban tan bien.

Pero no es esto lo único, el desarrollo interno de los personajes también ha brillado por su ausencia esta temporada. Con esto no me refiero a que haga una cosa u otra o vayan a tal sitio, sino a la evolución emocional de los personajes. Esto, que tan bien se llevaba en las otras temporadas y que se lograba con largos y elaborados diálogos que nos servían para conocer las inquietudes y ambiciones de cada uno de los protagonistas, han pasado casi a desaparecer. Conversaciones tan buenas como las  de Arya y El Perro, Meñique y Varys, Tyrion con cualquiera menos con Missandei y Gusano Gris…De todos modos, por esto se les puede perdonar por el hecho de que cada vez le queda menos tiempo a la serie y hay que ir resolviendo tramas rápido y no centrarse tanto en los diálogos.

Situaciones que pueden considerarse fallos de guion de los que tanto me gusta quejarme y que prácticamente no existen en otras temporadas, han surgido ahora. Comentaré algunas de estas más adelante, pero esto no hace más que demostrar que Juego de Tronos se está acercando más a las superproducciones hollywoodienses mientras que se aleja de la realidad de los libros, esperemos que no siga así.

Está claro que no todo en esta temporada son pegas. Tenemos la Batalla de los Bastardos, una banda sonora sublime en todo momento, localizaciones muy cuidadas como en ninguna otra serie y muchas otras más cosas. Pero para ver como todo el mundo le lame el culo a cualquier cosa que tenga que ver con Juego de Tronos tenéis a todos los demás (a pesar de ser una de mis series favoritas). Ahora procedo al análisis de la temporada personaje por personaje:

Daenerys Targaryen

danny

La que en su día pudo parecerme mi personaje favorito de la serie cuando empezaba a conquistar la Bahía de los Esclavos, ha llegado a un punto en el que su nivel de putoamismo es irritante a más no poder. En esta temporada vuelve a salir en bolas y victoriosa de las llamas, vuelve a dar uno de sus discursitos para cerrar capítulo y vuelve a quemar vivos a los esclavistas. Conclusión: Los productores de HBO han reexplotado en esta temporada todo lo que había hecho que Daenerys molara en el pasado pensando que así molaría el doble, pero no.

De todos modos, tampoco podemos quejarnos. Por fin se ha desbloqueado la situación en Mereen y Danny se dirige con su ejército a Poniente, momento que todos llevábamos esperando desde el inicio de la serie. La última escena de esta temporada con Daenerys y su imponente flota es como para que todo Poniente se cague en los pantalones, especialmente Cersei. En el futuro espero que no separen a Danny y Tyrion de nuevo porque siempre nos brindan grandes diálogos, que suponen aire fresco dentro de lo cargante que resulta la trama de la Madre de Dragones últimamente. Eso sí, el hecho de nombrar a Tyrion como Mano de la Reina aún cuando ni siquiera han empezado la invasión es de una arrogancia suprema. Y por último, un detalle que no me ha gustado mucho como se ha resuelto es el error que cometió Daenerys al encerrar dos de sus dragones en una cueva. La desconfianza que estos dos habían desarrollado hacia Daenerys se disuelve de manera tan simple como que rompen las paredes, se unen a la batalla y aquí no ha pasado nada.

Ramsay Bolton

ramsay ign

Para mí este ha sido con diferencia el personaje que más se ha lucido durante esta temporada. En todas y cada una de sus intervenciones destila una maldad y una crueldad casi inhumanas. Gran parte de la culpa de ello la tiene Iwan Rheon, actor que lo interpreta y que ha hecho un trabajo magnífico.

Además, esta trama sí comenzó sorprendiéndome, ya que no me esperaba el asesinato de Roose Bolton por su parte. El padre de Ramsay me parecía un buen personaje, frío y calculador. Pero una vez este sale de la partida, Ramsay brilla mucho más que antes, lo cual es indudablemente una buena noticia. En cuanto a la Batalla de los Bastardos, no me extenderé mucho en su papel porque ya lo hice en mi anterior artículo, pero que es un mejor estratega que Jon está más que claro.

Cersei Lannister

cersei.jpg

Cuantísimo hay que decir de ella. Parece que está destinada a cubrir el reciente hueco que ha dejado Ramsay como villano de la serie y estoy seguro de que estará a la altura de las expectativas. Ha estado toda la temporada agazapada esperando pacientemente su momento, pero aun así, nunca ha dado la sensación de tenerlo todo perdido. Estaba claro que Cersei no podía perder otra vez contra el Gorrión Supremo después de su Paseo de la Vergüenza y así ha sido.

La verdad es que esta temporada de desembarco del Rey se ha hecho algo pesada con tantos discursos de la fé, pero solo por ver como explota el Septo de Baelor ha merecido la pena. Ahora bien, aunque el desenlace del episodio 10 de la trama de Desembarco ha sido muy espectacular, deja unas lagunas de guion muy a tener en cuenta. La primera, que realmente no es para tanto, es el mini ejército que se arma Cersei de niños imitando a los little birds de Varys. Los chavales de Desembarco del Rey deben pasar mucha hambre, porque por solo unos pocos caramelos están dispuestos a apuñalar un Maestre, un miembro de la fé e incluso a hacer explotar gran parte de la ciudad. Le decía Olenna Tyrrel a Cersei que se había quedado sin aliados en la ciudad, pero se había olvidado a unos niños adictos a los caramelos que, sinceramente, pretenden ser una burda imitación de los que trabajan para Varys.

La segunda incongruencia, y esta ya es bastante grande, es que después de todo lo que nos han machacado durante toda la serie lo importantes que son para Cersei sus hijos, esta no tenga el más mínimo reparo en cargarse a la esposa de su hijo y desacreditarlo completamente como rey de Poniente, sabiendo además lo frágil emocionalmente que es Tommen y lo enamorado que estaba de Margaery. Esto desemboca en el suicido de Tommen, y lo peor es que a Cersei parece darle igual. Muy buena madre no tienes que ser para hacerle una putada así a tu propio hijo, aunque Tommen llevaba escrita la palabra “muerte” en su frente desde el minuto 1. Por lo tanto, lo de que a Cersei lo que más le preocupa en el mundo son sus hijos para mí es una patraña. Sus ansias por el trono son mayores que esto.

Y hablando del trono, este es el sinsentido más grande de todos. Vale que el rey ha muerto, ¿pero cómo una tía a la que absolutamente todo el mundo odia en la capital va a ser la elegida como nueva Reina? Además teniendo en cuenta que acaba de cargarse a gran parte de la población de la capital, a sus aliados militares y económicos (los Tyrrel) y a un credo religioso muy popular entre el pueblo llano. Si ya estaba sola antes de explotar el Septo, después de ello debería haberse ganado aún más enemigos y todo el mundo debería haber pedido su cabeza inmediatamente. Pero, inexplicablemente, deciden nombrarla reina. Lo de los españoles votando al PP es una broma comparado con los de Desembarco del Rey eligiendo a Cersei como Reina de Poniente.

En definitiva, que queda muy bonito lo del fuego valirio, pero lo que es el argumento no tiene el más mínimo sentido. No sabían exactamente cómo colocar a Cersei en el Trono y lo han apostado todo a que pasen muchas cosas en el último capítulo y así la gente no tenga mucho tiempo para pensar en lo que acaba de suceder.

Jon ¿Snow?

jon.png

Simplemente por el hecho de que Jon haya estado esta temporada, ya podemos decir que ha sido buena para él. Porque recordemos que no hace mucho aún teníamos la duda de si iba a revivir. Después de eso tenemos toda la preparación para la batalla contra Ramsay y POR FIN, empieza a confirmarse R+L=J. Y me gustaría elogiar a los encargados de la serie por la manera en que han llevado todo este asunto de los verdaderos padres de Jon esta temporada. Han introducido pequeñas referencias a Lyanna Stark en las visiones de Bran y en la figura de Lyanna Mormont sin que los espectadores que estuvieran al tanto de la teoría anteriormente mencionada conociesen a la hermana de Ned sin sospechar cuál sería su papel. Y la secuencia de Bran viendo a Lyanna morir en el parto de Jon también está muy lograda y dejan para la temporada siguiente la intriga de quién será el padre de Jon (si no podéis esperar para saberlo, consultad mi primer ‘Game of theories’).

Ese cambio de plano entre la cara de Jon bebé y Jon adulto, con la música que acompaña al momento es grandioso. Además viene seguido de otra gran secuencia en la que, al igual que hicieron con Robb Stark, los norteños nombran a Jon como el Rey en el Norte. Al bastardo le espera un futuro incierto la próxima temporada y está pecando de ingenuo con Meñique y con Sansa.

Sansa Stark

sansa

Yo lo siento mucho, pero sigue sin gustarme este personaje. Por mucho que haya evolucionado esta temporada, sé que en el fondo sigue siendo esa niña malcriada y ambiciosa del principio, solo que menos ingenua. Muchos hablan de la bonita relación fraternal que ha tenido lugar entre Jon y Sansa esta temporada, pero yo atisbo cierta falsedad y desconfianza de Sansa hacia Jon. Recordemos que ella lo trataba en Invernalia como a alguien inferior a ella, a diferencia de Arya, por ejemplo. Y si ahora no lo hace, es en gran parte porque le conviene.

Esta desconfianza es obvia cuando vemos que Sansa no avisa a Jon de que cuenta con los Caballeros del Valle para hacer frente a los Bolton y, a decir verdad, aún no sé muy bien por qué no lo hace. En el fondo ella quería ser la protagonista y ella quería ser nombrada la Reina en el Norte, no hay más que ver su cara en el último capítulo para darse cuenta.

Para echar más leña al fuego, además tenemos a Meñique haciendo promesas de grandeza a Sansa asegurándole que será la Reina de Poniente, lo que ella siempre ha querido. Ella no se deja seducir por la idea en un primer momento, pero seguro que esta sigue presente en sus pensamientos. Es justo igual que cuando Joffrey logró encandilar a Sansa con su poder y ella ignoró todas las señales que le indicaban que era un jodido maníaco solo por su obsesión en convertirse en la reina. Puede que vuelva a pasar algo parecido con Meñique esta vez. Pero, ¿estará dispuesta a traicionar a su propio hermano/primo por esto? Veremos. La próxima temporada se avecinan conspiraciones por el Trono en el seno de Invernalia al más puro estilo Desembarco del Rey.

Petyr Baelish A.K.A. ‘Meñique’

meñique

Sé que su participación en esta temporada ha sido escasa, pero como uno de mis personajes favoritos de toda la serie, no podía faltar en esta lista. Nadie juega al ‘Juego de Tronos’ mejor que Meñique y esta temporada lo vuelve a demostrar dando un paso más para hacerse con el Norte antes de su deseado asalto a Poniente. En el último capítulo vemos los primeros indicios de manipulación de Sansa que estoy seguro que continuarán más adelante, cosa que me encanta.

Todo indica que en la séptima temporada la presencia en pantalla de Meñique será mayor, y eso solo puede ser sinónimo de conspiraciones y tretas que animarán las cosas en el Norte.

Arya Stark

arya

En mi opinión, la trama peor llevada de todas, menos por ese genial asesinato final a Walder Frey. Arya se ha pasado dos temporadas enteras repitiendo sin parar: “No soy nadie”, “No soy nadie”, “No soy nadie”, “No soy nadie”, “No soy nadie”… Para que al final admita que “es Arya Stark” y de vuelta a Poniente otra vez. ¿Para qué tanta historia? Pasan dos temporadas en Braavos y Arya se va de allí igual que llegó, solo que ahora sabe cambiar de cara. Todo el misterio que rodeaba a los Hombres Sin Rostro se ha ido al garete, mostrándonos que solo eran un mero trámite para darle a la pequeña Stark una nueva habilidad.

En primer lugar, una vez Arya decide traicionar a los Hombres Sin Rostro, ¿cómo es tan idiota de pasearse por las calles de Braavos tan despreocupadamente? La escena en la que la apuñalan es  ridícula en muchos sentidos. Por la idiotez de Arya de caer en una trampa así y por la idiotez de la chica sin nombre por hacer un trabajo tan chapucero en lugar de rebanarle la garganta. Cosas como esta son las que hacen que no sienta el mismo miedo por los personajes principales como antes. De la persecución por las calles de Braavos y su desenlace final no tengo queja, porque manejan a la perfección la tensión hasta que Arya apaga la vela.

Pero bueno, Arya finalmente vuelve a Poniente, lo cual es interesante porque no tengo ni la más remota idea de por dónde puede avanzar su trama de aquí en adelante. Igual se une a Jon y Sansa, aunque esa idea no me acaba de convencer porque estar rodeada de tantos otros personajes principales restaría mucho tiempo de pantalla a Arya. Lo que es preocupante es el camino asesino que está tomando. Arya está rota por dentro y solo encuentra alivio a su dolor en la venganza, pero esta senda creo que acabará por jugarle una mala pasada. Está llegando a un punto sin retorno, en el que la venganza se está convirtiendo en una obsesión insana y, desgraciadamente, si tuviese que apostar por la muerte de uno de los personajes principales de la serie a partir de ahora (descontando a Cersei y quizás Sansa), creo que lo haría por Arya.

Brandon Stark

bran

George R.R. Martin afirmó en una ocasión que la historia de Bran era su favorita. En esta temporada ya empezamos a entender por qué. Tras cuatro temporadas en las que el pequeño Stark se embarcó en un interminable viaje para hallar al Cuervo de Tres Ojos, por fin le vemos consolidarse como uno de los personajes más interesantes y seguramente jugará un importante papel en la guerra que está por venir.

Cada una de sus intervenciones esta temporada han sido buenas. Gracias a él y sus visiones hemos podido conocer el origen de los caminantes blancos, de Hodor y del propio Jon, aunque nos dejen a medias. Mucha gente empezó a odiarle a raíz de la muerte de Hodor. Sí, en gran parte es culpable de ella, pero en sus acciones no existe ninguna mala fe, solo la curiosidad de un chaval al que le ponen al alcance de la mano conocer toda la historia del mundo.

En cuanto a su futuro inmediato en la serie, me encantaría que volviese a Invernalia para que le desvelara a Jon todo lo que ha descubierto sobre su pasado, aunque es difícil adivinarlo debido a todo el misterio que envuelve la trama de Bran.

P.D.: Mención especial a Meera, que se ha ganado mi cariño esta temporada por su extrema lealtad y por ser la tercera persona en cargarse a un caminante blanco. En cuanto a Benjen Stark, se había especulado muchísimo sobre su regreso y finalmente está aquí. Su vuelta es una buena noticia, pero al mismo tiempo dos intervenciones suyas en toda la temporada me saben a poco.

Jaime Lannister

jaime

Junto a Ramsay Bolton, el personaje que más me ha gustado en esta temporada. Sé que esto puede sonar raro, ya que su primera mitad de temporada fue más bien discreta. Pero es alejar a Jaime de Cersei y automáticamente redescubrimos a un personaje interesantísimo, con unos conflictos morales que han ido avanzando a lo largo de la serie y lo siguen haciendo de manera espectacular. En el caso de Jaime, los guionistas sí que han sabido profundizar en su personaje y para mí la escena que refleja esto a la perfección es la conversación con Edmure Tully.

Jaime tiene valores, él pelea por los Lannisters para ayudar a la grandeza de su casa. Aun así, es capaz de mostrar respeto por sus enemigos, como en el caso de Brienne. Cuando lo alejamos de Cersei parece un tipo decente, que lucha por recuperar su honor a pesar del apodo de ‘Matarreyes’ que le fue otorgado y que le ha marcado de por vida. Tal y como le dice Edmure, Jaime sigue convenciéndose a sí mismo de que él es una persona decente y, de hecho, para mí lo es. Pero por encima de este conflicto moral en el que se debate Jaime entre la decencia y sus deberes como Lannister, siempre antepone su amor por Cersei. En esta temporada lo demuestra con creces con sus acciones.

Pero de todos modos, no puedo evitar quedarme con la duda de qué podrá más al final, si su honor y sentido del deber, o su amor hacia su hermana. No hay más que ver la escena de la coronación de Cersei para darse cuenta de que incluso el propio Jaime está algo asustado por lo que pueda pasar de aquí en adelante y de las atrocidades de las que es capaz Cersei con plenos poderes una vez se ha librado del estrecho lazo que la une con sus hijos. Esto sumado a la profecía que le hicieron a Cersei sobre que enterraría a sus tres hijos y que moriría a manos de su ‘hermano pequeño’, me hacen pensar que quizás sea Jaime el que se vea obligado a matar a Cersei tras un arrebato de locura de la Reina. Jaime haría honor a su apodo de ‘Matarreyes’ y la historia de ambos se cerraría, a mi parecer, de una forma magnífica.

Tyrion Lannister

tyrion

Desgraciadamente, no hay mucho que decir de la temporada de Tyrion. Lo primero que se me viene a la cabeza son sus aburridas conversaciones con Missandei y Gusano Gris, que parecían hechas para darle algo de tiempo de pantalla a Tyrion porque si no, casi no hubiese salido esta temporada. La cagó intentado negociar con los esclavistas y poco más hay que decir.

Afortunadamente, seguramente le veremos más tiempo la temporada que viene como consejero de Daenerys, que es donde realmente brilla. Es curioso el paralelismo que se está creando entre estos dos y sus padres, ya que Tywin Lannister fue durante 20 años la Mano del Rey de Aerys Targaryen, padre de Danny.

Otros secundarios

perro

No hay espacio para todos los personajes, pero aunque algunos no hayan tenido gran protagonismo esta temporada, se merecen al menos una mención. La vuelta de El Perro ha sido breve, pero bien llevada. Por mucho que haya intentado redimirse uniéndose a una especie de comunidad hippie, el mundo de Juego de Tronos es cruel, donde solo sobreviven los más fuertes. Y en una sociedad así, alguien como El Perro no puede escapar de su destino como luchador.

Lyanna Mormont ha sido una buena incorporación, resulta gracioso ver los huevazos que tiene una niña tan pequeña. Eso sí, por lo visto en las redes sociales, parece que se haya convertido en la nueva heroína de la serie. Yo, sinceramente, no creo que haya para tanto.

En cuanto a los Greyjoy, hemos conocido mejor a Yara, tanto su manera de pensar como sus preferencias sexuales. Theon sigue con su recuperación después del trauma que ha sufrido. Pero parece que en la próxima temporada definitivamente dejaremos de ver a Hediondo  y volveremos a ver al Theon guerrero que tanto tiempo ha estado ausente.

Ser Davos andaba un poco perdido al principio de la temporada por el hecho de tener que olvidarse tan rápido de Stannis y aliarse con Jon, pero la ha acabado muy bien descubriendo la quema de Shireen. Recordemos que ambos personajes tenían una relación muy estrecha y se me hubiese hecho muy raro que Ser Davos no hubiese indagado en este tema aunque solo fuese un poco.

En Desembarco del Rey, el Gorrión Supremo ha aburrido hasta las ovejas, así que paso de comentar nada de él. En quienes sí quería hacer hincapié es en los Tyrrell, especialmente en Olenna y Margaery. De Olenna solo puedo decir que es uno de mis personajes secundarios favoritos y en esta temporada no defrauda para nada. De hecho cada una de sus intervenciones son para soltar algún ‘zasca’ a alguien. Simplemente irrepetible. Y la difunta Margaery ha demostrado su astucia logrando escapar de las garras del Gorrión Supremo, aunque al final no le haya servido de mucho. Es una pena, porque era otro de los personajes que sabía jugar muy bien el ‘juego de tronos’. Se le echará en falta. De Tommen solo diré que la única decisión que ha tenido el coraje de tomar por sí mismo es la de suicidarse.

Juego de Tronos se despide una temporada más dejándonos con la miel en los labios. Otras cosas como cerrar tramas con cierto sentido igual no, pero D.B. Weiss y David Benioff sí que saben cómo dejarnos con ganas de más. Hasta aquí el análisis, no seáis muy críticos, al fin y al cabo “es mi opinión”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s