A los que puedan leernos, les digo: “no desesperéis”

Algo similar dijo un falso ‘falso Hitler’, a toda la población en 1940 durante la verdadera Segunda Guerra Mundial, y hoy aquí, en Reservoir Bloggers, lo hacemos nuestro. Hay quien dirá que el discurso de Chaplin tenía una meta mayor hace casi ochenta años, y razón no le faltará, así que el título es del todo inadecuado. Pido perdón, y vayamos al tema.

Ya casi no hay motivos para no retomar esto (salvo el calorcito, la playita, la drogas duras, etc., porque nosotros somos españoles de pura cepa, del hemisferio rico, no de esos que ahora pasan frío, sí, sí, frío en verano, y luego les toca vestir a Papá Noel con bufanda a cuarenta grados y el puto gordo les suda más en una noche que Tom Cruise en toda su carrera, bastardo hijo de la gran…, mejor cierro ya el paréntesis, que mucha de esa gente también entiende el castellano, bueno, su castellano, que pronuncian ‘casteshano’ o que no diferencian entre la ‘c’ y la ‘s’, puto Tom Cruise, siempre…). Como decía, ya no hay motivos para no retomar esto: casi todos reencauzamos la siempre relativa cotidianidad.

Allá por el siglo pasado, nuestros compañeros de TRB hicieron una entrada prometiendo que volveríamos, que el parón de exámenes había borrado los meses de julio, agosto y septiembre de nuestras aspiraciones crítico-literarias y que hasta nuestro regreso del exilio, el señor ‘ario’ y el señor ‘de color’ se iban a dedicar a mantener esto. No se consiguió el objetivo, pero al menos no se les puede culpar, que el blog lo conforman doce mil personas y solo escribieron dos. O todos dedicamos nuestro tiempo o la puta al río (¿?).

Ha pasado aproximadamente un año desde que este blog pasara de tener una entrada diaria, a estar prácticamente abandonado, pero todo de cara a nuestro público. Los Reservoir Bloggers nunca hemos creído que el proyecto había llegado a su fin, ni mucho menos. Podría empezar a decir que hay material nuevo que se va a probar en el blog, que forma y contenido van a variar en poco tiempo, y que tenemos cientos de ideas en mente; pero realmente, ahora mismo creo que hablo por todos cuando digo que, al menos, espero que podamos retomar el timón del viejo Reservoir.

Para no hacer de esto una entrada convencional, porque no lo es, quiero lanzar un último mensaje: Quien quiera participar que se suba al barco, y quien no, que se atenga a las terribles consecuencias de abandonar Reservoir Bloggers. Porque como se afirma en un viejo proverbio chino: “Un gran blog, conlleva una gran responsabilidad”. No desesperéis, en breve estamos de vuelta.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s